EN DIRECTO

Un gallego muere tiroteado en Caracas al enfrentarse a sus secuestradores

 08:36  
José y María Caldas Rodríguez, tíos del emigrante fallecido en Caracas, ayer, delante de su casa en Mexide (Ourense). / jesÚs regal
José y María Caldas Rodríguez, tíos del emigrante fallecido en Caracas, ayer, delante de su casa en Mexide (Ourense). / jesÚs regal 
 NOTICIAS RELACIONADAS

Tres personas intentaron raptarlo cuando entraba en su ferretería

X. A. T. / X. M. C. / Santiago/ Ourense

La delincuencia que azota Caracas ha acabado con la vida de otro empresario de origen gallego, el segundo en lo que va de año. Se trata de Francisco Caldas Fernández, un emigrante ourensano de 59 años, casado y con cuatro hijos, que regentaba una ferretería. Tres personas intentaron secuestrarlo el pasado martes cuando se disponía a abrir el negocio, pero el empresario se resistió duramente y en el forcejeo uno de lo asaltantes, que le estaba apuntando con una pistola a la cabeza para intimidarlo, le pegó un tiro.

La fuerza empleada por los delincuentes fue tan brutal que de no ser por el tiro su vida también se hubiera visto comprometida debido, según el análisis forense, a las graves lesiones infligidas cuando uno de los secuestradores lo agarró por el cuello y lo arrastró varios metros por la calle.

A Francisco Caldas lo interceptaron a las 7:05 horas del pasado martes, justo cuando había aparcado su coche frente a la ferretería Mexca que dirigía. Nada más estacionar su vehículo, tres personas que llevaban ya tiempo esperándolo en un Chevrolet de color azul fueron a por el empresario y sin dejarlo bajar de su coche, simularon una conversación amigable para no levantar sospechas.

Pero el emigrante gallego, al darse cuenta de las verdaderas intenciones de los delincuentes, intentó huir. Uno de los asaltantes sacó entonces la pistola mientras el otro consiguió abrir la puerta del coche, sacar a Francisco Caldas y tumbarlo en el suelo. Allí, lo agarró con fuerza por el cuello y comenzó a arrastrarlos por la calle con la intención de introducirlo en el Chevrolet. Pero en medio de la refriega, al delincuente que tenía empuñada el arma y le apuntaba directamente a la cabeza se le escapó un tiro y mató al empresario.

Aunque recibió asistencia inmediata, el emigrante gallego falleció poco después de llegar a una clínica médica.

La agresión fue observada por el vigilante de la ferretería. Uno de los socios de Francisco Caldas, que en esos momentos estaba en el interior del establecimiento recibiendo mercancía, sólo escuchó el disparo.

La División contra Homicidios de Venezuela ha comenzado la búsqueda de los secuestrados utilizando las grabaciones recogidas en las cámaras de seguridad de los negocios próximos al lugar donde se produjo la muerte y a la espera de tomar declaración a los testigos.

Natural de Muiños, en la provincia de Ourense, Francisco Caldas estaba casado con Angelita Martínez, de Logroño, y tenía cuatro hijos. Con ellos se puso en contacto ayer el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, para transmitirle las condolencias del Gobierno gallego y prestarle ayuda si la requieren.

Caja Negra        O Bichero         Floreano
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya