Productos bancarios

Lo que hay que saber si se domicilia la nómina

Las temidas comisiones son una de las condiciones que traen consigo estos contratos con el banco

25.03.2013 | 16:54
Una hombre pasa ante una sucursal.
Una hombre pasa ante una sucursal.

En estos tiempos en los que nos encontramos en un entorno económico de incertidumbre, tener una nómina puede convertirse en una manera de disfrutar de una posición ventajosa para negociar con la entidad bancaria. Es frecuente que los bancos ofrezcan regalos por domiciliar la nómina con ellos, pero no siempre es lo único interesante que nos pueden ofrecer.

En numerosas ocasiones, los regalos son simplemente ganchos para atraer clientes y no especifican las condiciones especiales que conllevan. Estas condiciones pueden ser, por ejemplo, que el cliente se haga cargo de los gastos de envío. A veces el regalo trae encubierto el cargo de comisiones con las que se gravará la cuenta en la que se domicilia la nómina, bien por mantenimiento de la misma o bien por la tarjeta asociada. Y no solo eso: es importante señalar que los regalos también están sujetos a retenciones.

Teniendo esto en cuenta, lo más importante es que nos fijemos en cuáles son nuestras necesidades reales: si queremos domiciliar recibos, si vamos a necesitar una o más tarjetas de crédito o débito, si nos ofrecen servicio online o atención telefónica, si necesitaremos hacer transferencias a otras entidades, etc. Estos datos ayudarán a focalizar más la búsqueda y a adaptarla a lo que realmente nos hará falta, en lugar de dejarnos convencer por regalos tecnológicos de moda u otras promociones que pueden resultar atractivas pero que, para nuestro caso particular, no serán demasiado funcionales.

Negociar con la entidad

Lo ideal es conseguir que la entidad bancaria no nos cobre ningún tipo de comisión, ni por la cuenta ni por las tarjetas de las que dispongamos, que no nos obliguen a suscribir un compromiso de vinculación o permanencia y que nos ofrezcan una atención las 24 horas del día. Esto a día de hoy es posible, sobre todo en banca electrónica, así que todos los extras que vengan a mayores son susceptibles de negociación y mejora.

Cosas tales como las transferencias o el ingreso de cheques con carácter gratuito, la devolución de un porcentaje de los recibos domiciliados o descuentos en la compra de carburante, realizar reintegros gratis en cajeros e incluso obtener rentabilidad por el dinero que se tiene en la cuenta son los añadidos más habituales que se pueden conseguir por domiciliar la nómina.

Teniendo en cuenta el gran interés que suscita una cuenta nómina para las entidades hoy en día, no se debe perder la ocasión de sacarle rendimiento a uno de los bienes más preciados en estos momentos y seleccionar adecuadamente la cuenta nómina que se adapte a nuestras necesidades.

Enlaces recomendados: Premios Cine