15 de junio de 2016
15.06.2016

Rusia, bajo amenaza de expulsión

- La UEFA descalifica a la selección rusa por los incidentes de Marsella - El castigo, en suspenso, se ejecutará si se producen nuevos altercados

15.06.2016 | 02:00

El Comité de Disciplina de la UEFA decidió ayer descalificar a Rusia de la Eurocopa por los incidentes que se produjeron el pasado sábado en Marsella en su duelo contra Inglaterra, aunque dejó esa sanción en suspenso si su afición no protagoniza nuevos episodios violentos dentro de los estadios. El organismo, que se reunió ayer en París, impuso además una multa de 150.000 euros a la Federación Rusa por esos incidentes registrados en el estadio Velódromo.

El comité indicó que su decisión se refiere exclusivamente a los hechos que tuvieron lugar en el interior del estadio y que motivaron la apertura de un expediente por enfrentamientos violentos, comportamiento racista y uso de bengalas y material pirotécnico. Esos incidentes están "bajo jurisdicción de los órganos disciplinarios de la UEFA", señaló el organismo, que no se pronuncia sobre los enfrentamientos que tuvieron lugar en el centro de Marsella entre las aficiones inglesa y rusa y que provocaron 35 heridos, uno con riesgo de muerte. El ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, indicó que 40 hinchas rusos supuestamente implicados en los altercados han sido detenidos y van a ser expulsados.

Existe preocupación porque rusos e ingleses se van a encontrar en las próximas horas muy cerca. Rusia juega hoy contra Eslovaquia en Lille y, a apenas 40 kilómetros de allí, en Lens, Inglaterra se mide con Gales el día siguiente. Las autoridades francesas esperan que entre 40.000 y 50.000 británicos se trasladen a Lens para ese partido, que era uno de los cinco catalogados de alto riesgo antes de la competición. Con la cercanía de los rusos, se prevé un refuerzo de la seguridad en ambas ciudades. Lens ya había limitado la venta de alcohol y había anulado las clases en las escuelas.

"La Unión de Fútbol Rusa acepta el veredicto, aunque lo considera extremadamente severo", ha señalado la federación. La selección rusa "y los millones de seguidores de nuestro país no deben sufrir las consecuencias de las acciones de determinados individuos", agregan.

A favor de la violencia

El Kremlin dejó claro que no comparte el apoyo manifestado por altos cargos rusos a los aficionados que se pelearon. "No puedo compartir esas declaraciones de mis colegas, que no reflejan de ninguna manera las posturas oficiales", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. El comportamiento violento de aficionados, rusos y de otros países, "es absolutamente inaceptable", aseveró.

El jefe del Comité de Instrucción ruso, Vladímir Markin, calificó de "tíos como debe ser" a los aficionados violentos de su país, después de que el fiscal de Marsella, Brice Robin, señalara que los rusos son unos "combatientes muy bien preparados".

"Un tío normal, como debe ser, les sorprende. Se han acostumbrado a ver 'tíos' en los desfiles de orgullo gay", escribió el dirigente de la máxima institución judicial del país en su Twitter.

El vicepresidente de la Duma (Cámara de Diputados), Ígor Lébedev, aseguró que no ve "nada grave en la pelea de los aficionados" y respaldó a los violentos. "¡Bien hecho! ¡A seguir así!", dijo el diputado, también miembro del comité ejecutivo de la Unión de Fútbol de Rusia.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine