15 de junio de 2016
15.06.2016

El dragón Bale, contra los leones

El madridista fustiga a Inglaterra en la previa de un duelo histórico

15.06.2016 | 01:59

Estarán los aficionados madridistas sorprendidos. Gareth Bale, apocado generalmente en el escenario público, jugador de escasas y anodinas declaraciones, quizás por su torpe manejo del castellano y la incomodidad de las traducciones, ha destapado su bravuconería en las horas previas al partido entre Gales e Inglaterra. Bale ejerce de líder, esa posición que en el Real Madrid reclama y se le niega.

Gales queda un tanto desdibujada en el relato de las rivalidades británicas, incluso en el rugby. El XV del Dragón ha dominado el VI Naciones -o cualquiera de sus diferentes formatos- en varias etapas. Acumula 26 títulos, a sólo uno de Inglaterra y bien distanciada de Irlanda (13) y Escocia (14). Son los irlandeses, sin embargo, los que ventilan sus rencores contra Inglaterra y contra ella que Escocia disputa la Copa Calcuta. "Ganar a Francia es un placer, ganar a Inglaterra es un deber", proclaman los caledonios desde Jim Calder.

Cuestiones históricas y políticas explican esta cierta tibieza, que se pretende espantar del fútbol. La selección galesa debuta en una fase final de la Eurocopa. El Mundial de 1958 había sido su único jalón. A Francia ha llegado entusiasmada, el triunfo sobre Eslovaquia la impulsa y el duelo contra Inglaterra eleva hasta el paroxismo su motivación. Y Bale, impregnándose del ambiente, se transforma.

El astro merengue abrió la batalla dialéctica justo después del debut triunfal. "Nosotros ponemos mucha más pasión y orgullo que ellos", comentó sobre los ingleses. "Ellos se sienten más grandes antes de hacer nada. Iremos convencidos de que podemos ganar".

Rooney contemporizó en su réplica. "Eso es lo que piensa él. Todos los jugadores ingleses pensamos diferente. Él está orgulloso de ser galés. Nosotros somos ingleses y estamos orgullosos de serlo". Roy Hodgson, seleccionador del equipo de los tres leones, ha considerado "irrespetuosos" esos comentarios de Bale. Wilshere eleva el tono: "Sabemos que no gustamos en Gales. ¿Ellos nos gustan? La verdad es que no".

A Bale no parece incomodarle la polémica. Apenas retrocede un paso: "No he dicho que Inglaterra no tenga orgullo. Sólo creo que nosotros tenemos más". Y lanza otra pulla cuando le preguntan cuántos jugadores ingleses tendrían sitio en la selección gales. "Ninguno", responde con una sonrisa. Mañana cantará con pasión el "Hen Wlad Fy Nhadau", el "Tierra de mis padres". Un auténtico dragón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine