14 de junio de 2016
14.06.2016

Austria, favorita en el derbi "imperial"

Hungría quiere disputar a su vecino el segundo puesto del grupo

14.06.2016 | 02:34

Austria y Hungría recuperan en Burdeos un clásico, el segundo más disputado de la historia tras el de La Plata (Argentina-Uruguay) en busca de un triunfo que les abra la puerta del segundo puesto en el grupo F de la Eurocopa, porque ambos consideran que Portugal será inaccesible.

Vecinos, con una historia común durante muchos años, austríacos y húngaros se han enfrentado en 137 ocasiones, en algunos casos de forma sorprendente como los 19 partidos que jugaron entre 1914 y 1918, en plena Primera Guerra Mundial. Sin embargo, tan sólo en una ocasión, en 1934 durante el Mundial de Italia (Austria 2 - Hungría, 1), fue en partido oficial. Son dos conjuntos nostálgicos. En Austria se sigue añorando el "Wunderteam" previo a la Segunda Guerra Mundial, liderado por Matthias Sindelar, que engulló la Alemania nazi. En Hungría, siempre se recordará a los "mágicos magiares" de Ferenc Puskas, que se quedaron a las puertas de ganar el Mundial de 1954, cuando eran el mejor equipo del mundo. Ahora, la Eurocopa recupera este clásico, después del lapso más grande sin verse las caras (10 años), con Austria como favorita pero con dudas.

El equipo de Marcel Koller completó una fase de clasificación exquisita (9 victorias y un empate) pero su rendimiento ha bajado inesperadamente desde entonces y ha perdido los tres últimos amistosos que ha disputado.

Eso no ha rebajado, sin embargo, la euforia en un país que confía en la clasificación a la segunda ronda por primera vez. Y en que sus delanteros tengan algo más de puntería; de sus 49 disparos a meta previos en el torneo continental solo marcaron un gol.

Koller utiliza a la gran estrella del conjunto austríaco, el jugador del Bayern David Alaba como mediocentro de contención y está pendiente del estado físico del goleador Marko Janko, que se recupera de una lesión de rodilla.

En Hungría, la atracción es el meta Gabor Kiraly, el "abuelo" del torneo, que si juega batirá el récord de edad de la historia de la Eurocopa, que está en poder del alemán Lothar Matthaeus (39 años y 91 días). Kiraly puede jugar con 40 años y 75 días.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine