Bocinazo Final

Un campeón con más hambre que bajas

La selección española afronta desde este viernes el Eurobasket 2017 en cabeza de todas las apuestas

01.09.2017 | 09:57
.

Campeón, aspirante... y favorito. La selección española de Sergio Scariolo afronta desde este viernes el Eurobasket 2017 en cabeza de todas las apuestas. Es lo que tiene ser, de un tiempo a esta parte, el único equipo en el mundo capaz de discutir cada 4 años la supremacía en el básket de los atletas de la NBA.

Los hermanos Gasol y compañía ponen en juego a partir de este primero de septiembre el título europeo logrado hace dos veranos de forma épica en Francia. España aparece en todas las quinielas de los expertos como el gran rival a batir. Un rol que se ha ganado a pulso dando la cara en todas las grandes citas continentales de estos últimos años.

Las ausencias y las lesiones no varían esos pronósticos, por mucho que estemos ante una versión de España muy diferente a la habitual. Será raro mirar a la cancha y no ver a Sergio Llull, Rudy Fernández, Víctor Claver Felipe Reyes o Nikola Mirotic. Ellos formarían, por sí solos, un cinco en pista temible para cualquier rival FIBA. Pero por cuestiones varias, unos y otros se han quedado fuera de la lista de 12 para esta cita continental.

A pesar de las bajas de todos esos jugadores «top», España sigue armando un grupo compacto, hambriento de más éxitos y con un evidente gen ganador. El equipo tiene de todo: directores de juego con sello NBA, buen tiro exterior, mezcla de juventud y veteranía y, sobre todo, un juego interior inigualable, capitaneado por Marc y Pau Gasol, dos estrellas galácticas de este deporte al servicio del equipo nacional.

La competición irá poniendo a cada uno en su sitio a partir de esta intrascendente primera fase en la que solo los dos peores de cada uno de los cuatro grupos quedarán fuera del torneo. Parece que Serbia, Francia o Lituania asoman en el horizonte como los rivales más serios de España en busca del oro de Estambul, pero seguro que alguna sorpresa aparece de la nada.

El camino de España empieza en Rumanía, ante Montenegro. Por delante hay 9 partidos y 17 días para que el campeón demuestre que es el mejor de entre todos los aspirantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine