28 de marzo de 2018
28.03.2018

Junqueras urge a formar Gobierno y el Parlament insiste en los plenos simbólicos

Las vacaciones de Semana Santa frenan los trámites judiciales para extraditar al expresidente catalán, quien llama a la unidad del soberanismo

28.03.2018 | 04:55
El abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, ayer, a la salida de la prisión Neumünster tras entrevistarse con el expresident por primera vez desde su detención. // AFP

Oriol Junqueras, el que fuera vicepresidente de la Generalitat, urgió ayer desde la cárcel de Estremera a las fuerzas soberanistas a formar Gobierno en Cataluña. Por contraste, el Parlament celebra hoy un pleno del que saldrá otra declaración simbólica de reconocimiento a la plenitud de derechos de Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull a ser elevados a la presidencia del Govern. Desde otra prisión, la de Neumünster, en Alemania, Puigdemont llamaba "a la unidad del soberanismo", convencido de que "esta será una lucha larga pero acabará bien".

El expresidente catalán tendrá que esperar a que pasen la vacaciones de Semana Santa en Alemania para que la causa judicial con vistas a su extradición a España comience a moverse. Puigdemont se entrevistó ayer, por primera vez desde su detención el domingo, con su abogado, Jaume Alonso-Cuevillas. A la salida del encuentro en la cárcel, el letrado aseguró haber visto a Puigdemont "perfectamente resistente, fuerte, con coraje y determinación". El propio expresidente ratificó esa impresión con un mensaje en las redes sociales en el que manifestaba que "no me rindo. Pese a las adversidades, no desfalleceré en la defensa de mis ideales". Su futuro depende ahora de una decisión del Tribunal Superior de Schleswig-Holstein, que dispone de un plazo de hasta sesenta días para resolver sobre su entrega a España.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU admitió a trámite ayer la demanda del expresidente contra la "vulneración" de sus derechos políticos en España. España tendrá dos meses para responder a las acusaciones del expresidente catalán.

El juez Llarena, que investiga el proceso independentista, admitió la personación en la causa de Puigdemont y de los exconsejeros Clara Ponsatí y Lluís Puig.

Desde la prisión de Estremera, Oriol Junqueras transmitía la urgencia de formar un nuevo Govern para desbloquear la situación catalana. Tras entrevistarse en la cárcel con el exvicepresidente y con los exconsejeros Turull, Romeva, Rull y Forn, el adjunto a la Presidencia de ERC, Pere Aragonès, hacía público el mensaje de Junqueras de que "debe haber un gobierno que trabaje cuanto antes para todo el mundo, para un país más libre y justo". Junqueras se suma así a voces como las de Tardá o Rufián, que desde su partido consideran urgente un nuevo Gobierno en Cataluña, en lo que también coinciden dirigentes del PDeCAT como Marta Pascal.

El Parlament se mantiene en el terreno de lo simbólico y hoy celebrará un pleno del que saldrán un pronunciamiento en defensa de los derechos de Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull a ser elegidos presidentes de la Generalitat. La declaración de los grupos soberanistas, que vuelve a poner sobre la mesa las candidaturas de Puigdemont y Sànchez, incluye el compromiso de "adoptar todas las medidas necesarias para garantizar" que puedan presidir la Generalitat, pero se queda en la intención porque la pretensión de investir a cualquiera de ellos supondría contravenir lo establecido por el Tribunal Constitucional e incurrir en un delito de desobediencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine