Proceso independentista

Sánchez afea a Rajoy sus "amenazas por tierra, mar y aire" para evitar el 1-O

El Partido Nacionalista Vasco advierte que se replanteará su actual relación con el Gobierno si finalmente aplica el artículo 155 de la Constitución en Cataluña

23.07.2017 | 02:21
Sánchez, ayer, con la secretaria general del PSIB-PSOE, Francina Armengol. // Efe

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reprochó ayer al Gobierno las "amenazas por tierra, mar y aire" que está lanzando para resolver "la crisis territorial" en Cataluña, y recomendó a Mariano Rajoy que, en su lugar, ofrezca "diálogo y mesura" para abortar la consulta unilateral de secesión que Carles Puigdemont aspira a celebrar el próximo 1 de octubre.

En la clausura del XIII Congreso de los socialistas baleares, que ratificó a Francina Armengol, actual presidenta del Gobierno del archipiélago, como secretaria general del PSIB-PSOE, Sánchez reconoció que "las soluciones para Cataluña pasan por la ley, porque fuera de la ley no hay nada", pero también que en estos cinco años de crisis se ha demostrado que "con la ley no basta, que falta la política".

Para Sánchez, a "un presidente de Gobierno hay que pedirle mirar alto, lejos, que haga política, que encuentre soluciones justas". En vez de eso, el líder del PSOE denuncia que el PP ha dejado "pudrir el problema catalán". Y advirtió: "No habrá estabilidad en España hasta que no haya un Estado federal".

"Queremos una alternativa política y social que sume y multiplique, no queremos una vía unilateral, ilegal, estrecha. Proponemos una gran avenida de diálogo, negociación y pacto común. Queremos compartir con Cataluña un futuro común", arengó Sánchez, para quien el 1 de octubre es "todos los días".

Los reproches del socialista llegan un día después de que el Gobierno anunciara que desde ahora vigilará semanalmente el gasto de la Generalitat para impedir que "un solo euro" se destine a la consulta del 1-O. En ese caso, el Ejecutivo de Rajoy amenaza con suspender las entregas del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), una medida que el PSOE ya criticó el viernes, argumentando que "no es la solución".

Pese a que la reunión del pasado 6 de julio entre Sánchez y Rajoy, la primera desde agosto de 2016, dio para una "sustancial coincidencia" sobre el desafío separatista catalán, el líder del PSOE marcó diferencias. Así, aunque consideró "inaceptable" la consulta unilateral que promueve Puigdemont, reclamó a Rajoy que abra "vías de diálogo" con la Generalitat; en caso contrario, los socialistas plantearán "iniciativas legislativas".

Lo más llamativo de los reproches que Sánchez hizo ayer en Palma a Rajoy es que utilizó las mismas palabras que el portavoz del Govern, Jordi Turull, empleó el martes para denunciar "el asedio por tierra, mar y aire" del Gobierno de Rajoy.

Pero hubo más advertencias. La presidenta del PNV de Vizcaya, Itxaso Atutxa, avisó que su partido se replanteará la relación con el Gobierno si éste finalmente decide aplicar el artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía catalana. "Creo que el Gobierno español no va ir por vías de más fuerza que las que ya está demostrando, como el 155. Eso no va a llegar, afortunadamente; si se llegara a esos límites desde luego nosotros tendremos que plantearnos otra forma de relación, porque hay cosas que no se pueden extralimitar", dijo ayer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine