25 de noviembre de 2016
La despedida a una referente popular

El PP asegura que apartó a Barberá para "protegerla del linchamiento"

Rajoy encabeza el reconocimiento póstumo a la que fuera una "extraordinaria" alcaldesa, de la que tuvo "el honor de ser amigo" - Hernando: "Las hienas siguieron mordiéndola"

25.11.2016 | 02:24
Mariano Rajoy llega al tanatorio de Valencia, donde se instaló la capilla ardiente de Rita Barberá, junto a su esposa, Elvira Fernández, a la izquierda, y de la ministra de Defensa, Dolores de Cospedal. // Efe

El PP entró en una revisión acelerada de la figura de Rita Barberá el día después de su muerte a consecuencia de un infarto. El portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando sostuvo ayer que el partido decidió apartar a la que fuera alcaldesa de Valencia durante 24 años y una de sus figuras más señeras para "protegerla" del "linchamiento" mediático, lo que no consiguió del todo porque "las hienas siguieron mordiéndola". Ante las peticiones de la familia de que no hubiera ninguna representación institucional en la despedida, Mariano Rajoy acudió al amparo de los vínculos personales y del partido a la capilla ardiente de Barberá, en el tanatorio municipal de Valencia, y encabezó el reconocimiento póstumo a la que fue una "extraordinaria" alcaldesa, de quien tuvo "el enorme honor de ser amigo".

Hernando fue ayer el más beligerante en la defensa de las decisiones que el PP adoptó en torno a la senadora tras ser investigada por presunto blanqueo de dinero, lo que la llevó a declarar, en su calidad de aforada, ante el Tribunal Supremo dos días antes de su fallecimiento. El portavoz parlamentario atribuyó las presiones desde el partido sobre Barberá para que abandonara sus responsabilidades públicas, y que acabaron con su salida del PP, al afán de evitar "su linchamiento", pese a lo cual "las hienas siguieron mordiéndola". El portavoz popular en el Congreso negó que en el partido exista "mala conciencia" por el fallecimiento de la exalcaldesa que, reiteró, fue "vilmente linchada", y no se puede imputar "la culpa al PP o a algún dirigente del PP que algún día la criticó".

En la misma línea exculpatoria del partido, el ministro de Justicia, Rafael Catalá sostuvo ayer que Barberá decidió "salirse de la primera línea de las noticias de cada día y poder ejercer su defensa con algo más de reposo y tranquilidad". Para Catalá hubo "una crítica excesiva e infundada" contra la senadora. Frente a los reproches de Aznar por su exclusión del partido, el expresidente del Congreso, Jesús Posada sostuvo que actuaron "adecuadamente" con la exalcaldesa.

El presidente del Gobierno reivindicó ayer su amistad con Barberá en la capilla ardiente de la senadora, a la que acudió encabezando una nutrida representación del PP, en la que destacaban la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. "Vengo aquí como presidente del PP y amigo de Rita. La conozco desde hace más de 30 años, hemos trabajado juntos en el partido y me cupo el honor de haberle ayudado en 1991 a negociar su llegada a la alcaldía de Valencia", manifestó Rajoy a sus llegada al tanatorio, del que salió entre los aplausos de las numerosas personas que acudieron a despedir a una exalcaldesa "extraordinaria".

La familia de la senadora responsabiliza al PP de su sufrimiento en los últimos meses. "Ha muerto de pena y, en esa pena, la fundamental aportación la han tenido los suyos", manifestaba en una entrevista radiofónica el abogado José María Corbín, cuñado de Rita Barberá. Por eso quisieron que no hubiera representación institucional ninguna en las honras fúnebres y que quienes acudieran los hicieran "como amigos" pero no en calidad de "representantes políticos", señaló Corbín.

La exalcaldesa estaba "tensionada, preocupada y se rebelaba ante la injusticia de lo que estaba ocurriendo", relata su cuñado. "Toda la tensión venía determinada por esa persecución que nadie entendíamos y que era difícil de explicar", añadió para exponer las circunstancia en que la senadora vivió las semanas previas a su fallecimiento en un hotel madrileño. Félix Crespo, concejal del PP en la corporación de Barberá, lamentó que a la exalcaldesa de Valencia se le aplicara "una sentencia en vida" y "no ha podido asumir las vejaciones, el insulto, el desprecio y el olvido de tantos con los que trabajó y le quisieron".

Desde formaciones políticas en el ángulo opuesto al del PP, la vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra, de Compromís, defendió ayer que "es el momento del respeto, del silencio y de solidarizarse con la familia y amigos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

España

El juez obliga a Carmena a modificar el cierre de Gran Vía

El tráfico de vehículos sufrirá restricciones en la capital en el período navideño

Iceta constata un ´cambio de actitud´ en el Gobierno

Iceta constata un ´cambio de actitud´ en el Gobierno

El líder del PSC ha advertido de que con esto no es "suficiente" porque se requieren "hechos"

Los díscolos del PSOE reciben la multa de 600 euros

Los quince diputados que rompieron la disciplina de voto en la investidura de Rajoy podrán recurrir

El FROB y Bankia se disputan el perjuicio de las ´black´

Los abogados de ambas entidades se han atribuido de forma excluyente el papel de perjudicados

Cuatro muertos y tres desaparecidos al naufragar una patera en el Estrecho

Otras 38 personas que viajaban en la embarcación han conseguido ser rescatadas con vida

Iglesias avisa de que tiene fuerza para impulsar un referéndum constitucional

El secretario general de Podemos se muestra dispuesto a discutir la reforma de la Carta Magna

Enlaces recomendados: Premios Cine