El PSOE "tendrá en cuenta" el testimonio de Correa para la investidura de Rajoy

Unos 500 alcaldes socialistas secundan una petición, firmada por 70.000 militantes, para que la gestora convoque ya congreso y primarias -Saura: "El Comité Federal decidirá"

14.10.2016 | 02:33
El portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, ayer, en Sevilla.

La declaración de Francisco Correa en el juicio de la trama "Gürtel" añadió ayer presión a la crisis interna desencadenada en el PSOE por la investidura de Mariano Rajoy. Así, ante las reiteradas preguntas de los medios de comunicación a destacados militantes socialistas, el portavoz de la Comisión Gestora, Mario Jiménez, afirmó, en una rueda de prensa en Sevilla, que la decisión del Comité Federal sobre el voto socialista en la investidura se tomará "teniendo en cuenta todos los elementos". La fecha de reunión del Comité se anunciará la semana que viene.

Sin embargo, Jiménez se negó a hacer ninguna valoración más sobre la declaración judicial de Correa, "para no condicionar la posición del partido", y afirmó: "No me corresponde a mí determinar la posición que debe tomar el partido. Me pronunciaré en el Comité Federal, que adoptará esa decisión teniendo en cuenta todos los elementos".

En los pasillos del Congreso, el portavoz económico del PSOE, Pedro Saura, se alineó con la posición dominante de no entrar a valorar el impacto real de las declaraciones de Correa sobre la actitud socialista en la investidura. Saura se limitó a señalar que será la gestora, dirigida por el presidente de Asturias, Javier Fernández, la que tendrá que plantear al Comité Federal la "encrucijada" de ir o no a terceras elecciones. "Y el Comité Federal decidirá", apostilló Saura.

Con todo, está claro que la gestora teme una ruptura de la disciplina de voto en las filas socialistas, por lo que Jiménez avisó a todos sus diputados de la obligación de acatar lo que acuerde el Comité Federal, tanto si mantiene el "no" a Rajoy como si pasa a la abstención. La advertencia iba especialmente dirigida al PSC, que se muestra firmemente decidido a que sus siete diputados voten "no" a Rajoy, y a los socialistas baleares, cuya líder, Francina Armengol, insistió en que la decisión debe ser sometida a la militancia.

En el bando de los que se mantienen reacios a facilitar la investidura de Rajoy con una abstención, destacó ayer el alcalde de la localidad granadina de Jun, José Antonio Rodríguez, quien aseguró que unos 500 de los 2.800 regidores socialistas de toda España se han sumado a la iniciativa que promueve para que la gestora del PSOE convoque de inmediato un congreso extraordinario y unas primarias para elegir a un nuevo secretario general.

Rodríguez aseguró que ya hay recopiladas 69.832 firmas de afiliados socialistas -son necesarias 93.720, la mitad de los militantes- para que el Comité Federal del partido convoque un congreso, como establecen los estatutos. Según Rodríguez, el apoyo de los alcaldes -entre los que figuran los de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) y candidata a las primarias del PSC, Nuria Parlón; el de Valladolid, Óscar Puente, y el de Ibiza, Rafael Ruiz- pone de manifiesto la "rebelión municipalista" que está dando fortaleza a la iniciativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine