Errejón replica a Iglesias y defiende la compatibilidad de las instituciones con la calle

El líder de Podemos caldea con un mitin el Consejo Ciudadano Estatal de mañana

07.10.2016 | 02:08
Íñigo Errejón. // Efe

La cercanía de la reunión del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, convocado para mañana en Madrid, aviva el debate interno en la formación morada. Manteniendo lo que ya se ha convertido en una costumbre en las últimas semana -ellos lo llaman "debatir en abierto"- Íñigo Errejón replicó ayer a Pablo Iglesias, para quien el objetivo del partido debe ser "cavar trincheras en la sociedad civil" antes que conseguir la "respetabilidad en las instituciones". El número dos defiende la compatibilidad de ambas vías: "No hay la menor contradicción entre la transversalidad y la radicalidad sino que pueden ir de la mano". Errejón sostiene que "Podemos es una formación que aspira a reconstruir un pueblo español para ejercer su soberanía y eso se hace tanto desde las instituciones, demostrando que somos útiles, como desde la calle, defendiendo a la gente que protege los derechos de la ciudadanía".

Como precalentamiento del Consejo Ciudadano de mañana, Iglesias ha organizado para esta tarde un mitin para explicar su posición en el debate interno. "Quería verme con la militancia y con los círculos. Creo que el protagonismo de la militancia es absolutamente crucial para el momento que vive España y para el momento que está viviendo el partido", explicó ayer el número uno de la formación morada. "Habría muchos que nos querrían ver domesticados o dóciles, y tenemos que responderles con seguridad. Somos una fuerza política al servicio de la gente y cuando asistimos a un golpe de régimen para hacer presidente a Mariano Rajoy, a nosotros nos toca decir que vamos a estar allá donde nos toque estar, en las instituciones o en los movimientos sociales", expone Iglesias en un vídeo en el que llama a sumarse al acto de esta tarde, que sirve apara avivar las discrepancias internas de la organización.

Ruptura escenificada

Podemos escenificó ayer la ruptura del pacto de investidura con el PSOE de Castilla-La Mancha, acuerdo que dio el Gobierno a Emiliano García-Page. Los diputados morados no apoyaron ninguna de las propuestas presentadas por el grupo socialista en el debate sobre el estado de la región. Castilla-La Mancha es la primera comunidad en la que Podemos cumple su amenaza de romper con aquellos barones socialistas que contribuyeron a la caída de Pedro Sánchez y a los que defiendan dejar paso a una Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine