Terremotos

Tenerife registra más de 80 pequeños seísmos cerca del Teide

Ninguno de los terremotos, que no pasaban de los 1,5 grados en la escala Ritcher, fue sentido por la población

03.10.2016 | 10:55
Los terremotos, cerca del Teide.

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) informó de que desde el mediodía de ayer domingo se está registrando "un importante repunte sísmico" en la isla de Tenerife, principalmente alrededor del Teide. "En principio, estos sismos son de muy baja magnitud, concordantes con aquellos que se producen en volcanes activos. El número de sismos es provisional a la espera del análisis de las señales con más detenimiento, pero ya podemos calificar esta actividad como un enjambre sísmico cuyo patrón es una alineación con dirección predominante NE-SW", señala el Instituto.

El equipo de Involcan está siguiendo de forma permanente dicha actividad y está organizando dos equipos de trabajo que se desplazarán a la zona en las próximas horas. El organismo, dedicado a la vigilancia volcánica en Canarias, apunta que "seguirá informando puntualmente de cuantas novedades se vayan produciendo".

En concreto, hasta el cierre de esta edición, se habían producido 82 pequeños seísmos, ninguno de los cuales pasaba de los 1,5 grados en la escala Richter, y con epicentros en los municipios de Adeje, Vilaflor, La Guancha, Icod y Arico, pero todos en la base del Teide. Ninguno fue sentido por la población, según la página del Instituto Geográfico Nacional.

Pero, según las gráficas del IGN, también se registró un tremor, pasadas las 17:00 horas en los altos de Adeje. Un tremor es un tipo de terremoto característico de los volcanes y producido por el movimiento del magma. Los golpes del magma con las paredes de la cámara magmática o en el conducto de salida, las explosiones de las bolsas de gas o los golpes de los bloques sólidos arrancados y arrastrados en el ascenso contra las paredes de la chimenea volcánica causan un tipo de vibraciones características, que cuando son detectadas por los sismómetros pueden servir para anunciar la aparición de magma en el exterior; es decir, son una señal precursora de una erupción.

La última crisis sísmica de Tenerife se produjo en el año 2004. Científicos del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) confirmaron que esta crisis sismo-volcánica estuvo precedida por una inyección de fluidos magmáticos en el cráter del Teide que pudo provocar una erupción. Entre abril y mayo de 2014 se registraron centenares de pequeños seísmos como los de ayer alrededor del Parque Nacional del Teide, un volcán que se encuentra activo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine