Rajoy mantiene su oferta al PSOE para formar un gobierno de coalición

Esperará a ver cómo evolucionan los socialistas antes de llamar a su líder

27.09.2016 | 02:33
Intervención de ayer de Mariano Rajoy. // Efe

El jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, aseguró ayer que va a "seguir intentando" formar gobierno porque es su "obligación" y, de hecho, ha subrayado que mantiene intacta su oferta al PSOE para gobernar en coalición, a través de pactos o permitiendo la investidura del PP con su abstención. Eso sí, ha admitido que queda a la espera de ver "cómo evolucionan los acontecimientos" antes de llamar al socialista Pedro Sánchez ante el "impasse" en el que se ha sumergido el PSOE, que ha abierto un debate interno sobre si intentar un Gobierno alternativo o dejar gobernar al PP. Rajoy evita así meter más presión a Pedro Sánchez después del duro varapalo sufrido por el PSOE en las elecciones vascas y gallegas.

"Estamos satisfechos y contentos con los resultados que se han producido. Creemos que hay una apuesta por algo de lo que está muy necesitada la política española en estos tiempos, por la estabilidad y la moderación y se trata de que en España haya gobiernos estables y moderados", declaró Rajoy, que dijo que el PP ha dado una "lección de unidad" y de "solidez".

Rajoy hizo esta consideración en su comparecencia tras presidir la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP que ha analizado los resultados obtenidos en las elecciones gallegas y vascas celebradas el domingo.

El presidente del Gobierno en funciones es consciente de que para que haya gobierno es imprescindible alguna "suerte de acuerdo" con el PSOE, porque, de lo contrario, no salen las cuentas para una segunda investidura.

Lo que Rajoy también tiene claro es que Pedro Sánchez sigue siendo su interlocutor y que no piensa "zascandilear con nadie" para intentar debilitar la delicada posición del secretario general socialista. Censura, eso sí, el anuncio reiterado de Sánchez de que intentará formar una mayoría alternativa.

Para el líder del PP, ese ejecutivo es posible con la aritmética parlamentaria "pero no con la razón y con el respeto a la voluntad de los españoles".

Idea reiterada por el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, que opinó que Pedro Sánchez "no tiene legitimidad" para intentar ese gobierno alternativo, porque los ciudadanos lo han cuestionado ya en las urnas.

El hipotético socio, de Sánchez, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, le instó a reconocer que "solo no puede" y volvió a tenderle la mano para negociar un gobierno alternativo "de igual a igual", una vez que las elecciones gallegas y vascas demostraron que su partido no es una "fuerza subalterna".

En esta misma línea, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, reconoció que la situación interna del PSOE es "compleja" pero se negó a descartar un acuerdo de gobierno con los socialistas, porque, a su juicio, constituye la única vía que garantiza salir de la crisis económica y la corrupción.

Más pesimista, el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, admitió que se está alejando la posibilidad de "construir una alternativa" al Gobierno del PP, ya que "el debate que se hace dentro del PSOE es entre abstenerse o decir no a Mariano Rajoy".

Pesimismo también en las filas de Ciudadanos. Albert Rivera cree que el deseo del líder del PSOE de convocar un congreso federal en diciembre pone al país "más cerca del bloqueo" y de las terceras elecciones, aunque espera que los dirigentes socialistas "acierten" en la decisión que tomen este sábado.

Rivera espera que los socialistas "piensen más en España que en su partido", pero no ve que sean "buenas noticias" que Sánchez quiera convocar unas primarias el 23 de octubre y un congreso en diciembre.

"Ningún partido puede poner por delante las crisis internas", alertó el líder de Ciudadanos, que pidió al PSOE que piense en el "desbloqueo" de España y no en sus propios problemas y "personalismos".

Un desbloqueo de la legislatura en el que, en principio, no parece que vaya a tener un papel relevante el PNV, que insistió en su rechazo a la investidura de Mariano Rajoy, después de que las elecciones de ayer pusieran de manifiesto que el PP no es necesario para la formación del Gobierno de Vitoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine