Los escándalos de la corrupción

El PP se suma a la petición del Parlamento valenciano de que Barberá deje el Senado

-La exalcaldesa cobrará unos 2.300 euros más al mes cuando pase al Grupo Mixto -Desde Ciudadanos reprochan a Mariano Rajoy su silencio sobre el caso

16.09.2016 | 01:57
El presidente del Parlamento valenciano, Morera (izq.), con el "president" Puig y la vicepresidenta Oltra. // Efe

El PP se sumó ayer a la petición de los otros cuatro grupos del Parlamento valenciano para que la senadora por designación autonómica Rita Barberá, exalcaldesa de Valencia, renuncie al acta de senadora "para salvaguardar la dignidad de la representación de los valencianos". La propuesta de resolución estaba previsto que se votara anoche, durante la segunda jornada del debate de política general.

Barberá no se ha dirigido aún a ninguna de las instancias del partido para comunicar su baja como militante y la dirección del Grupo del PP en la Cámara alta anunció ayer que le dará "un tiempo prudencial" para que lo haga.

Cuando la exregidora deje de pertenecer al Grupo Popular y pase al Grupo Mixto cobrará unos 2.300 euros más al mes a consecuencia del reparto proporcional de la asignación que da el Senado al grupo para su funcionamiento. Sumado a su sueldo normal, ingresará casi 7.000 euros.

Entre tanto, la negativa de la exalcaldesa a renunciar al Senado generó ayer un intenso debate, con alguna propuesta polémica. El portavoz del Grupo Socialista en la Cámara valenciana, Manolo Mata, abogó por introducir una modificación en la ley del Senado para que los parlamentos autonómicos puedan revocar a los cargos designados, caso de los senadores territoriales. Sin embargo, el portavoz de Compromís, Fran Ferri, se mostró en contra de la idea al considerar que sería una herramienta "muy peligrosa", ya que podría aplicarse en momentos de mayorías absolutas "para apartar a diputados que ejercen oposición".

Por tercer día consecutivo fluyó un reguero de peticiones, incluidas las de miembros del PP, para que Barberá deje el Senado. Algunos dirigentes populares se emplearon con bastante dureza contra la exalcaldesa. El vicesecretario general, Javier Maroto, la acusó de no haber actuado con "dignidad" ni "ejemplaridad" y de retener el escaño "exclusivamente para mantenerse en una posición de aforamiento".

También le pidieron que entregue el acta el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado; el líder del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, y la presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes.

En cambio, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y la "números dos" del PP, Dolores de Cospedal, consideraron que la renuncia al escaño es una "decisión personal" y que, en todo caso, Barberá hizo lo que consideró mejor "para los intereses generales" al darse de baja en el PP.

El líder de C's, Albert Rivera, reprochó al jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, su silencio sobre el caso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine