Un maquinista detiene el Alvia al "cumplir" sus horas de conducción y no tener relevo

Renfe se vio obligada a trasladar en autobús y taxi al centenar de pasajeros del tren Santander-Madrid que quedaron parados en un pueblo de Palencia

15.09.2016 | 01:36

Un maquinista detuvo el martes un Alvia que cubría el trayecto entre Santander y Madrid en Osorno (Palencia) tras "cumplir" sus horas de conducción y no tener relevo para continuar, lo que obligó a Renfe a trasladar a sus pasajeros en autobuses y taxis hasta su destino.

El maquinista detuvo el convoy, que había partido de Santander unos 15 minutos después de las 19.00 horas (hora prevista de salida), en torno a las 21.00 horas, tras haber avisado al centro de gestión correspondiente de la necesidad de que se le relevase al haber cumplido sus horas de conducción.

El hecho, según explicó el secretario de Organización del Sindicato de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), Carlos Segura, es algo "excepcional" y se debe a una cuestión de "normativa", ya que por ley los conductores de tren no pueden rebasar las cinco horas y media de conducción continuada.

Según el Sindicato, este maquinista iba a cumplir su jornada de conducción y avisó de esta circunstancia al centro de gestión, afirmó Segura, quien añade que el trabajador no realizó el refrigerio establecido para seguir la conducción y como "no puede infringir la ley", no pudo continuar el trayecto.

Así, Renfe tuvo que trasladar en autobús a los pasajeros del Alvia, un total de 109. La compañía ferroviaria pidió "disculpas" por las molestias y anunció que ha abierto un "parte de incidencias" para ver las causas por las que se produjo esta circunstancia. Además, recordó a los pasajeros la posibilidad de recuperar el importe del billete por su compromiso de puntualidad.

Los maquinistas que cubren el trayecto entre Santander y Madrid pertenecen a la base de León.

Según fuentes del comité de empresa de Renfe en Cantabria, el maquinista "ya había preavisado varias veces" a la empresa de que estaba a punto" de cumplir su jornada máxima diaria de conducción.

El Semaf ha explicado que en situaciones como la del martes, "si un maquinista prevé que va a superar los límites de conducción continuada, da aviso a los centros de gestión, que toman las correspondientes medidas", como la de un relevo de maquinista o la contratación de autobuses. Se trata, sin embargo, de situaciones no habituales, puesto que los horarios de los maquinistas "están controlados por los cuadros de servicio" y sólo cuando se da alguna circunstancia excepcional "pueden cambiar las condiciones, pero siempre hay el aviso correspondiente del maquinista".

Sobre la decisión de Renfe de abrir una auditoría interna sobre lo ocurrido, Carlos Segura ha dicho que "es lógico que se solicite en primer lugar un parte de incidencias al maquinista", seguido de "las correspondientes investigaciones".

En cualquier caso, en esta ocasión "el maquinista ha cumplido y ha hecho lo que debía", sentenció.

"Negligencia"

Por su parte, la asociación FACUA-Consumidores en acción ha criticado "la negligencia" de Renfe al no relevar al maquinista que abandonó el coche Alvia entre Santander y Madrid con 109 pasajeros.

FACUA lamenta en un comunicado los perjuicios ocasionados por la actitud de la compañía ferroviaria a todos los afectados que permanecieron parados en Osorno (Palencia) alrededor de dos horas y, posteriormente, fueron reubicados en dos autobuses y un taxi con destino Palencia, Valladolid y Madrid para poder llegar a su destino con considerables retrasos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine