PSOE y Podemos piden a De Guindos que dimita por "mentir" sobre la designación de Soria

El ministro de Economía reconoce que el nombramiento tiene "carácter discrecional" pero niega que sea político

14.09.2016 | 02:06
El ministro Luis de Guindos, ayer en la Comisión de Economía. // Efe

PSOE y Podemos coincidieron ayer en pedir la dimisión del ministro de Economía, Luis de Guindos, por considerar que mintió en sus explicaciones sobre la designación de su antiguo compañero de gabinete, José Manuel Soria, para ocupar una dirección ejecutiva en el Banco Mundial. Ante la Comisión de Economía del Congreso, De Guindos reconoció que ese nombramiento tiene "carácter discrecional" -es decir, que no está sometido a estrictos criterios administrativos, como sostuvo el Gobierno en un primer momento- pero rechaza que sea de naturaleza política.

El interés de toda la oposición en que el "caso Soria" fuera el centro de la intervención del ministro ante la Comisión obligó a modificar el orden del día para dar protagonismo al asunto con más carga política de los que estaba previsto abordar. En lo que él mismo denominó, con una frase que ha hecho fortuna en el PP, "el relato de la no designación de un candidato", De Guindos expuso los detalles del nombramiento de Soria. El exministro de Industria, que dimitió después de que se conociera que tenía empresas en una paraíso fiscal, "no era incompatible para el cargo", según el responsable de Economía. De Guindos reconoció que se trata de un puesto de carácter técnico, aunque confirmó que la elección de quién lo ocupará no se rige por el Estatuto Básico del Empleado Público ni por las normas administrativas españolas. La plaza, por tanto, no se cubre mediante un concurso entre el funcionariado, en contra de lo que sostuvo el Gobierno. El ministro expuso, sin embargo, que en los últimos 30 años solo funcionarios -en concreto, técnicos comerciales del Estado- cubrieron el puesto que por turno le corresponde a España en las Instituciones Financieras Internacionales. De Guindos defendió que la designación es técnica, "no requiere de la participación del Gobierno" y "el procedimiento goza de transparencia y concurrencia".

La oposición rebatió sus explicaciones. El socialista Pedro Saura apuntó que "toda la dirección del ministerio" estaba en el órgano que hizo la propuesta, por lo que tiene carácter político. Tras matizar que Soria "dimitió más por sus mentiras que por sus negocios", el portavoz del PSOE en la comisión aseguró que De Guindos "no es digno de seguir siendo ministro de Economía".

La expectación en torno a la comparecencia hizo que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, asumiera el papel de portavoz. A través de seis preguntas puso en evidencia lo que considera contradicciones de la explicación del ministro, al que también invitó a dimitir si no consigue probar que sus explicaciones son ciertas.

Para Ciudadanos, el puesto del Banco Mundial fue "un traje a medida" de Soria, algo que De Guindos negó al apuntar que la primera convocatoria de la plaza salió antes de la dimisión del titular de Industria. Albert Rivera apuntaba ayer que "si Rajoy no era consciente del nombramiento, malo, es raro, y, si lo era, malo también". El PNV también disparó por elevación: responsabilizó al presidente del Gobierno del "caso en Soria" y le exigió responsabilidades políticas.

Para el PP, todo se reduce al intento de la oposición de desgastar al Ejecutivo con vistas a una nuevas elecciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine