Venezuela copa la precampaña y recrudece el enfrentamiento entre Rivera e Iglesias

Rajoy convoca hoy el Consejo de Seguridad para tratar la crisis en el país y su repercusión en las empresas españolas - Sánchez reclama estar alerta ante el recorte de libertades

27.05.2016 | 02:22
Rivera, entre la madre del opositor Leopoldo López, y su esposa (a la derecha). // Efe

El viaje de Albert Rivera a Venezuela y las reacciones que sus declaraciones y motivaciones han provocado en los demás partidos coparon ayer la precampaña de las elecciones del 26-J y recrudecieron el enfrentamiento entre el presidente de Ciudadanos y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que había empezado la víspera.

Rivera abandonó Caracas el miércoles por la noche, pero antes se comprometió a difundir la idea de que Venezuela padece una "crisis humanitaria" y cuestionó abiertamente la voluntad del Gobierno chavista de emprender una negociación con los dirigentes de la oposición.

El líder de Ciudadanos intentó visitar sin éxito al dirigente opositor Leopoldo López, que cumple una condena de 14 años en la prisión de Ramo Verde, y junto a su esposa, Lilian Tintori, denunció el "aislamiento" al que el régimen chavista le somete.

Pero no desaprovechó la oportunidad de arremeter contra Podemos, al que acusó de financiarse con el chavismo, cuyo modelo, denunció, quiere "copiar" para España. "Si alguien me quiere convencer de que el modelo económico y político que aplaude Pablo Iglesias es el futuro de España me va a tener enfrente", advirtió.

Ya en Barajas, Rivera prosiguió la diatriba contra Iglesias, que antes le había acusado de ir a Venezuela a hacerse un "spot" de campaña. Ciudadanos, dijo su líder, ha ido al país caribeño a "ayudar", mientras que otros lo han hecho para "ganar dinero".

No contento con eso, pidió a Iglesias que ya que "tiene mano" con el régimen de Nicolás Maduro, interceda por los presos políticos como López. O que al menos reconozca que lo que está ocurriendo en Venezuela es "un fracaso", un modelo "desastroso" e "insostenible".

Un sinsentido

Pero el secretario general de Podemos insistió en enmarcar en la precampaña el viaje de Rivera a Venezuela y en reiterar que no le ve "sentido". "Creo que no es un escenario en el que tenga sentido que intervengan los candidatos a la presidencia de España, pero allá cada uno", avisó.

Eso sí, concedió que en Venezuela hay una situación "muy preocupante de enfrentamiento entre el poder ejecutivo y el legislativo" y que ahí lo que le toca hacer a España es "diplomacia". Una labor que le corresponde al ministro de Exteriores y, en todo caso, a "los expresidentes", pero no a los candidatos. Y se declaró sorprendido de que C's, un partido que está en contra de que los inmigrantes sin papeles tengan la tarjeta sanitaria, "de repente esté tan preocupado por los derechos humanos".

El candidato del PSOE, Pedro Sánchez, se alió con Rivera al pedir que se esté "alerta", porque Podemos quiere para España "retrocesos en derechos y libertades" que se dan en Venezuela.

El Partido Popular tachó a Albert Rivera de "cuentista" y redujo su viaje a Venezuela a mero acto de campaña. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, convocó para hoy el Consejo de Seguridad para analizar la situación en el país caribeño y la repercusión que puede tener en las empresas españoles y los 200.000 nacionales que viven en suelo venezolano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine