El TSJC no ve delito en que Puigdemont prometiera sin acatar la Constitución

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña inadmite también una denuncia contra el presidente de la Generalitat por falsedad documental e intrusismo profesional

11.05.2016 | 02:07

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) falló ayer doblemente a favor del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Por un lado, no aprecia delito en las fórmulas que emplearon él y los trece consejeros de su Gobierno para tomar posesión -sin acatar la Constitución ni el Estatut ni prometer lealtad al Rey- y, por el otro, tampoco admite a trámite una denuncia en su contra por falsedad documental e intrusismo profesional.

En ambos casos la entidad denunciante es la misma: la Unión Cívica Española-Partido por la Paz, Reconciliación y Progreso de España, a la que el TSJC responde que Puigdemont, sus consejeros, el secretario general del Govern, Joan Vidal, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, no tenían "obligación legal" de hacer mención expresa de la Carta Magna ni de prometer lealtad al monarca porque ni el Estatut ni el reglamento del Parlament establecen el uso de una fórmula concreta de jura o promesa.

Puigdemont tomó posesión del cargo el 12 de enero de 2016 limitándose a prometer "fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament", una fórmula en la que la Unión Cívica Española vio indicios de prevaricación, desacato a la autoridad y alta traición a las instituciones del Estado, además de entender que las fórmulas usadas por Puigdemont y los demás denunciados constituían "la primera escena de la desconexión con el resto de España y el inicio de un plan para proclamar la independencia de Cataluña".

La portavoz del Govern, Neus Munté, celebró la inadmisión de la dos denuncias: "Es una desautorización en toda regla de aquellos que solo saben ver ilegalidades o fórmulas ilegales allí donde no las hay: ni una ilegalidad".

La segunda denuncia -en la que se acusa a Puigdemont de falsedad documental e intrusismo profesional por hacer constar en su currículum oficial que es filólogo y periodista, cuando su máxima graduación es la de bachiller y carece de licenciatura- se basa en que en la biografía que publica la web de la Generalitat se sostiene que el presidente catalán "cursó estudios en Filología Catalana en el Colegio Universitario de Girona" y "desarrolló su carrera periodística especialmente en "El Punt", donde llegó a ser redactor jefe". El tribunal razona que esa web no ha sido redactada por Puigdemont y que en ella no se afirma que obtuviera la Licenciatura de Filología Catalana, sino que "cursó estudios de Filología Catalana", y no se afirma que los concluyera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine