Una situación política sin perspectiva de salida

El PSOE da por acabada la negociación con Podemos porque "Iglesias no es de fiar"

Ciudadanos niega que Rajoy esté en condiciones de liderar la regeneración política y el Partido Popular advierte de que ellos deciden quien los representa

12.04.2016 | 02:43

No habrá más ofertas a Podemos porque "Iglesias no es de fiar". El PSOE anunció ayer en estos términos el fin de toda negociación, algo que resultaba evidente desde que la semana pasada las conversaciones entraron en vía muerta con el anuncio de que la formación morada someterá a una consulta interna su decisión última sobre los pactos. Con ello la repetición de elecciones es una opción que gana consistencia cada día que pasa.

"El tiempo de las ofertas se acabó", afirmó ayer el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando. Muy crítico con las "bromas, chistecitos y desprecios" al documento "serio y responsable" en el que el PSOE manifestaba que existe un amplio margen de acuerdo sobre las 20 propuestas de Podemos, Hernando reprochó a Pablo Iglesias que ponga "sus intereses personales por encima del interés mayoritario de los ciudadanos".

Pese a que la vía negociadora está cerrada, los socialistas confían todavía en evitar una repetición de las elecciones, sin aclarar la posibles opciones para conseguir que haya un presidente del gobierno antes del 2 de mayo la solución de un acuerdo con el Partido Popular no entra en los cálculos de los socialistas. Sobre la posibilidad, barajada en algunos medios, de que Mariano Rajoy proponga a Pedro Sánchez ser vicepresidente en una gran coalición, Hernando anticipó la respuesta a la oferta: "Ahórreselo. No, gracias".

Gran coalición

La posible oferta de la vicepresidencia para Sánchez sirvió ayer para reactivar la gran coalición como salida al bloqueo político, solución de la que el PP no se ha movido desde el día después de las elecciones del 20D. Ciudadanos, la tercera pata de esa solución, apuntaba ayer que antes de entrar en los cargos hay que definir contenidos. Y además Rajoy sigue siendo un gran obstáculo para un acuerdo de esas características. La regeneración debe liderarla alguien "con ganas, creyéndoselo", condiciones que Rajoy no cumple, según el líder de Ciudadanos Albert Rivera. Para el PP, sin embargo, el presidente en funciones es intocable. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió ayer a Rivera de que él "no es quien debe decir" qué persona representa al PP en el marco de las negociaciones. "En democracia debe respetarse que cada partido tome decisiones dentro de su seno", señaló Soraya Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta reiteró ayer que el Partido Popular pretende sentarse con el PSOE "para una oferta de gobierno de coalición sobre la base de cinco grandes pactos que resumen los principales problemas del país: la necesidad de crear empleo, de mejorar nuestros servicios públicos, de mejorar su financiación, de abordar el fortalecimiento institucional y un pacto por la educación".

Pese a ello, Ciudadanos no encuentra ningún signo de voluntad negociadora en el Partido Popular. El secretario de Comunicación de la formación naranja, Fernando de Páramo, pedía ayer a Rajoy que salga de su "escondite político" y rompa con su inmovilismo para sentarse a negociar porque "estamos en la prórroga, pero todavía queda partido y podemos evitar unas elecciones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine