La Defensora del Pueblo rechaza torturas en el sistema penitenciario

La socialista Dolores Galovart reclama garantías de los derechos de la ciudadanía

06.04.2016 | 01:38

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, aseguró ayer que "en el sistema penitenciario español no existe la tortura" y que, "si hay alguna sospecha de maltrato, inmediatamente hay una denuncia" por parte de la institución. Becerril respondió de esta forma a una pregunta del PNV durante la presentación del informe anual 2015 ante la Comisión Mixta de Relaciones con el Defensor del Pueblo en el Congreso.

Becerril apuntó que la mayoría de los profesionales que trabajan en los centros de detención están atentos y vigilantes a la defensa y el cumplimiento de los derechos de los reclusos. Explicó que los motivos de las quejas de la población reclusa y sus familiares son "muy diversos", desde las distancias a los centros penitenciarios a la consideración de que sus derechos no han sido respetados durante el tiempo que permanecieron en prisión.

En el turno de intervención de los grupos parlamentarios, la diputada socialista por Pontevedra María Dolores Galovart elogió la transparencia de la institución y abogó por la mejora de su funcionamiento y por "el empoderamiento de la figura del Defensor" como la mejor garantía "de la protección de los derechos" de los ciudadanos, "la mejor supervisión del buen gobierno" y, en definitiva, "de la calidad democrática de nuestra sociedad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine