Las dificultades para formar Gobierno

Las diferencias entre PSOE, Podemos y C's retrasan la mesa "a tres" hasta el jueves

Errejón detecta "mejor" clima y "posibilidades" -Echenique juzga "una quimera" un tripartito -Rivera vaticina que el Partido Popular negociará a final de mes

05.04.2016 | 01:52
Errejón vuelve a hablar. Rompió ayer el largo silencio que mantuvo tras la destitución de Sergio Pascual y abogó por construir "un Podemos más seductor hacia fuera e integrador hacia dentro". // RTVE

La anunciada mesa de diálogo "a tres" (PSOE, Podemos y Ciudadanos) se hace esperar. Aunque no había fecha para la celebración del encuentro, las diferencias entre los tres partidos se mantienen y lo más probable es que los contactos no se produzcan hasta el jueves, con lo que se perdería casi otra semana, y ya sólo quedan 27 días para que, llegados al 2 de mayo, el Rey disuelva las Cortes y convoque de nuevo elecciones.

Llamamientos al diálogo no faltaron ni por parte de Podemos ni del PSOE -Ciudadanos sigue siendo el más escéptico de los tres sobre el diálogo a tres bandas-, pero de la fecha de la reunión entre los equipos negociadores, ni una palabra.

El portavoz de Economía de los socialistas en el Congreso, Pedro Saura, aseguró que el PSOE trabajará "por tierra, mar y aire" durante los próximos días para fraguar un acuerdo con Podemos y C's que evite la celebración de nuevas elecciones.

"Por parte del PSOE no va a quedar", prometió Saura, que quizá atendiendo a que los contactos incluyen ahora también al partido de Pablo Iglesias -aunque siempre sobre la base del pacto suscrito con C's-, optó por hablar de un "gobierno de progreso", en vez de uno reformista o "de cambio", como suele hacer el líder socialista, Pedro Sánchez.

Menos grandilocuente, el "número dos" de Podemos, Íñigo Errejón, se declaró "moderadamente optimista" ante la celebración del encuentro "a tres". Para él, "las posibilidades" y "el clima", incluso "siendo muy prudente, son mejores". Pero insistió en que lo que hay que buscar es un acuerdo "de inspiración valenciana".

Y aunque se resistió a decir que la celebración de un referéndum en Cataluña es una "línea roja" o un "tótem" para Podemos, quiso puntualizar que tal ambición de su partido ha sido usada como una "excusa" por el PSOE para obstaculizar la negociación.

Errejón concedió que con C's puede llegarse a acuerdos en cuestiones de regeneración democrática, pero no en materia económica. Una salvedad que compartió el nuevo secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, para quien un Gobierno de PSOE, Podemos y C's "es una quimera" por "inviable".

Lo mismo que constató el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas: sólo ve margen para que Podemos facilite con su abstención el pacto rubricado con los socialistas, aunque juzga "imposible" un acuerdo programático "a tres".

Ante esta situación, el propio líder de C's, Albert Rivera, consideró que Mariano Rajoy autorizará finalmente al equipo negociador del PP a hablar con el PSOE y con su partido y "se verán obligados" a sentarse a negociar a final de mes.

Sobre la reunión "a tres", Rivera dejó claro que el diálogo -cuando llegue- girará en torno al pacto ya firmado con el PSOE y no habrá concesiones en puntos como la igualdad de los españoles, la defensa del euro y del pacto antiterrorista y otros asuntos económicos y financieros.

Quien no ve cerca ningún acuerdo es el portavoz de IU en el Congreso, Alberto Garzón, que reprochó a Podemos y al PSOE que tengan "un ojo puesto en la negociación y el otro en la campaña electoral".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine