Juicio del caso Nóos

Caso Nóos: Torres dice que la Casa Real y Hacienda supervisaban todo lo que hacían

El exsocio de Urdangarin asegura que Corinna planteó crear una sociedad 'opaca' a sabiendas del Rey Juan Carlos

26.02.2016 | 10:51
Play
Caso Nóos: Torres dice que la Casa Real y Hacienda supervisaban todo lo que hacían

El exsocio de Iñaki UrdangarinDiego Torres, ha declarado hoy ante el tribunal del 'caso Nóos' que el abogado del Rey Juan Carlos, José Manuel Romero, y Hacienda supervisaban periódicamente las actividades de la entidad y les daban su aprobación. Torres ha asegurado en su declaración como acusado ante el tribunal que en cuestiones fiscales estaba "en manos" de su cuñado, el entonces secretario de dicha entidad, Miguel Tejeiro, que era quien tomaba "todas las decisiones" en este ámbito, al tiempo que ha negado que la Infanta Cristina fuese el "escudo fiscal de Nóos".

Durante la su declaración, Torres ha indicado también que la noble alemana Corinna Sayn-Wittgenstein, amiga a su vez del Rey don Juan Carlos, aconsejó en un correo electrónico crear una estructura financiera para poder cobrar en Londres por la puesta en marcha de distintos proyectos internacionales y "que no se supiera de dónde sale el dinero, con copia al Rey y al jefe de la Casa del Rey".

"Desde Nóos le dijimos que ni en broma. No estábamos ocultando nada y nuestra intención era canalizar proyectos deportivos", ha remarcado el acusado durante su declaración en el juicio del caso Nóos, en el que está siendo sometido a un intenso y minucioso interrogatorio por parte del fiscal anticorrupción Pedro Horrach.

Torres ha respondido en estos términos al ser preguntado sobre la estructura societaria que impulsó a nivel internacional presuntamente para evadir los ingresos obtenidos por el Instituto Nóos, y en el que jugaron un papel fundamental las mercantiles Blossom Hills (en Belice) y De Goes For Stakeholder Management (Reino Unido).

Torres ha asegurado en su declaración como acusado ante el tribunal de la Audiencia de Palma que el secretario de Nóos, Miguel Tejeiro, mantenía encuentros periódicos con José Manuel Romero, "abogado del jefe del Estado, y le rendía cuentas" sobre lo que hacía la asociación sin ánimo de lucro que dirigía junto a Urdangarin.

"Además, cada año al llegar el mes de junio, el señor Tejeiro (su cuñado y también responsable de la gestión fiscal del Instituto) se reunía con un alto funcionario de Hacienda para que le revisará las declaraciones de impuestos (...), y se lo aprobaba", ha subrayado.

Según Torres, principal acusado en el juicio junto al cuñado del Rey Felipe, "eso que se ha dicho de que la Infanta era el escudo fiscal (del entramado de Nóos) es absolutamente falso", puesto que la supervisión de la Agencia Tributaria era garantía de legalidad.

El encausado ha hecho esta afirmación cuando daba explicaciones al fiscal del caso, Pedro Horrach, sobre las empresas que, a juicio del acusador público, eran utilizadas por Torres para sacar fuera de España ingresos obtenidos a través del Instituto Nóos.

Torres señala a Miguel Tejeiro

A preguntas del fiscal Anticorrupción Pedro Horrach sobre una cuenta de la que es titular en una entidad bancaria de Luxemburgo y los movimientos y transferencias de la misma, Torres ha contestado en el juicio del caso Nóos: "Yo sobre esto tengo conocimientos limitados, la gestión de esto estaba en manos del señor Miguel Tejeiro".

Torres afronta peticiones de condena de entre 16,5 y 22,5 años y está acusado, entre otros delitos, de presunto blanqueo y delitos contra Hacienda.

"Yo lo que creo es que es un poco extraño que el señor Miguel Tejeiro no esté sentado en esta sala porque es la única persona que podría dar cuenta de todo esto. Es él quien debería dar cuenta de todo esto porque es el que lo ha pensado, lo ha diseñado, nos ha dado las instrucciones y lo ha ejecutado durante todo este tiempo y es lamentable que no esté ahora mismo aquí para poder explicarlo", ha dicho Torres sobre su cuñado, que no está acusado.

Sobre varios movimientos y transferencias entre las cuentas de Torres y de sociedades también investigadas en el caso Nóos como Blossom Hills y De Goes, Torres ha indicado que podían deberse a "un error" de cuentas o a "rendimientos de capital".

"La gestión de toda esta sociedad De Goes la llevaba Miguel Tejeiro, de los temas fiscales referidos a esto estaba totalmente en sus manos. Cuando empieza el caso, he buscado un asesor fiscal que ha estudiado esto, ha realizado dos regularizaciones con Hacienda y creo que ha proporcionado la información que está en el peritaje", ha dicho Torres al respecto.

Ha insistido en que él no ha adoptado decisiones en relación con dichas cuentas o movimientos. Ante un documento bancario sobre la cuenta de Torres que describe su nivel de conocimiento de instrumentos financieros como excelente, el exsocio de Urdangarin ha dicho: "No soy para nada un experto, jamás me he formado sobre esto. En mi vida prácticamente ni he invertido en bolsa".

Urdangarin siguió trabajando en Nóos

Iñaki Urdangarin siguió trabajando para el Instituto Nóos en 2007 y 2008 aunque "formalmente" había dejado la entidad el año anterior, según ha asegurado hoy Torres ante el tribunal. Torres ha detallado que el marido de la infanta Cristina siguió "colaborando" en distintos proyectos después de dejar de formar parte del Instituto Nóos.

Urdangarin abandonó el instituto en 2006 ante la recomendación de la casa real de que no contratara con instituciones públicas ni compartiera negocios con Diego Torres. A preguntas del fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, Torres ha explicado que, si bien Urdangarin ya no pertenecía "formalmente" a Nóos en 2007 y 2008, "seguía colaborando en los proyectos que estaban en marcha y en muchas cosas".

Según el acusado entre esas colaboraciones están el apoyo al Illes Balears Forum y a la cumbre Valencia Summit de 2006, para los cuales "llamó a muchas personas e hizo muchas gestiones para que ponentes muy relevantes pudieran estar en esas fechas".

También contribuyó en 2007 al proyecto para la candidatura de Valencia a albergar los Juegos Europeos: "Sigue siendo el mayor experto que teníamos en comités olímpicos", ha dicho Torres al respecto, que ha detallado que realizaba consultas, "hizo algún viaje a Ginebra y tuvo reuniones en este campo".

Generalitat Valenciana

Torres ha negado cualquier falsedad en las facturas que devolvió a la asociación sin ánimo de lucro la Generalitat Valenciana por gastos del proyecto de Juegos Europeos, que se frustró aunque la administración pagó 382.000 euros. "Se ha actuado con absoluta normalidad, no hay nada extraño en esas facturas y de ninguna manera son falsas".

El acusado, que ha protagonizado la novena jornada de la vista ante la Audiencia de Palma, en la que se sienta en el banquillo la infanta Cristina, ha señalado que cuando la Generalitat Valenciana se involucró en el origen del proyecto nunca participó en las reuniones el entonces presidente autonómico, Francisco Camps.

Sí ha recordado que "estaba involucrado" en la génesis de lo que pretendía ser la versión europea de los juegos olímpicos el responsable de Relaciones Institucionales del gobierno regional, Esteban González Pons, actualmente eurodiputado del PP.

Torres ha defendido el trabajo que Nóos hizo para la Generalitat para este proyecto, que se contrató a través de un convenio que inicialmente contemplaba una subvención total a la asociación de Urdangarin. El entonces duque de Palma se encargó de "la supervisión general" del proyecto, pero se desarrolló hasta que fue descartado de forma colectiva por parte del comité de dirección de Nóos.

Declaración de Marco Antonio Tejeiro

Su cuñado, el excontable del Instituto Nóos Marco Antonio Tejeiro, también acusado, le señaló en su declaración como el director de un conglomerado empresarial creado para saquear fondos públicos a través de la asociación sin ánimo de lucro que había creado junto a Urdangarin y con la que facturó unos 6 millones de euros de administraciones públicas de Valencia, Baleares y Madrid.

Tejeiro, a quien la Fiscalía pide dos años de cárcel, también atribuyó irregularidades al marido de la Infanta Cristina.

Urdangarin declarará cuando concluya la de su antiguo socio, con el que comparte las acusaciones de tráfico de influencias, malversación, prevaricación, fraude, estafa, falsedad, delitos contra Hacienda y blanqueo de capitales. La Fiscalía solicita para él una condena total de 19 años y medio de prisión, y Manos Limpias, 26 años y medio.

Calendario de declaraciones

La declaración de Torres a preguntas del fiscal Horrach se ha prolongado durante toda la jornada y continuará este miércoles. No es descartable que se alargue al jueves, por lo que la infanta Cristina, que sería la última, podría declarar la próxima semana.

La hermana del Rey pactó un acuerdo con la Fundación La Caixa, para la que trabaja, consistente en un permiso temporal sin sueldo mientras que dure el proceso judicial del caso Nóos, según han confirmado fuentes de la entidad, que han añadido que se trata de una fórmula habitual en este tipo de situaciones.

En concreto, la Fiscalía Anticorrupción reclama para Torres 16 años y medio de cárcel -petición que Manos Limpias eleva a 22 y medio- por poner en marcha, junto al exduque, una estructura "hueca de contenido real" y "una maraña de facturación ficticia" para apoderarse de los más de seis millones de euros que obtuvieron de Baleares, Comunidad Valenciana y Madrid.

Para ello, según el fiscal Horrach, utilizaron el Instituto Nóos como epicentro de la trama, al que manejaron "a su antojo" junto a otras mercantiles de su propiedad para que "operasen al servicio de sus intereses comerciales".

El calendario de la vista de Nóos ante la sección primera de la Audiencia de Palma se ha retomado este martes con la comparecencia de Torres después de haber resultado alterado a petición de algunos letrados por la concurrencia de otros compromisos, lo que ha dejado en el aire la fecha concreta en que comparecerá la Infanta, que, si no vuelve a haber cambios, será la última.

Las magistradas Samantha Romero (presidenta del tribunal y ponente), Eleonor Moyà y Rocío Martín han habilitado sesiones de mañana y tarde para los cuatro días de juicio de la esta semana y no descartan fijar jornadas los días 2, 3 y 4 de marzo para acabar las declaraciones de los cuatro acusados que restan: Torres, Urdangarin, el asesor fiscal Salvador Trinxet y Cristina de Borbón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine