Negociaciones de Gobierno

El PSOE prioriza el plan social sobre la reforma federal

Los socialistas envían a los partidos su documento de propuestas y piden "generosidad" para alcanzar acuerdos

09.02.2016 | 15:39
La propuesta del PSOE: 40 medidas mirando a izquierda y derecha
Play
El PSOE prioriza el plan social sobre la reforma federal

El PSOE pide "generosidad"

  • El PSOE ha pedido hoy a los partidos que afronten con "generosidad" la negociación para intentar un pacto de gobierno a partir del documento de propuestas. En la exposición de motivos del documento, el PSOE subraya que España vive "tiempos difíciles y excepcionales que para afrontarlos con éxito, requieren de todos los partidos, no tanto frentes y confrontación, sino negociación, diálogo, generosidad y acuerdo" sobre las iniciativas que ha puesto sobre la mesa. "Ésta es hoy la condición y la garantía para ofrecer a los ciudadanos un nuevo Gobierno progresista y reformista al servicio de sus necesidades, aspiraciones e intereses", opina el PSOE en alusión a la negativa de Podemos a dialogar si los socialistas mantienen la interlocución con Ciudadanos.
     

El líder del PSOE y candidato a la presidencia, Pedro Sánchez, ha propuesto a las formaciones políticas con las que negocia acuerdos de cara a su investidura "iniciar la redacción de un proyecto" de reforma de la Constitución "a inicios del año 2017", según el programa de gobierno que les ha remitido.

El PSOE ha introducido una correción de última hora en la que ha eliminado la acotación al desarrollo del concepto de Estado federal. La modificación afecta a la última de las 53 páginas del documento, en el capítulo de la reforma de la Constitución, el bloque del programa de gobierno menos desarrollado por los socialistas, que no entran en detalle a la hora de hablar de la reforma territorial.

El programa --que fija en 2017 el inicio de la redacción de un proyecto de reforma-- propone crear una subcomisión que prepare un acuerdo sobre el "perímetro" de la reforma y plantea ocho grandes objetivos. El último es de la revisión del Título VIII, relativo a la organización territorial del Estado.

 En este punto, el primer documento elaborado por los socialistas añadía el desarrollo del concepto de Estado federal, "si quiera mínimamente", una previsión que ha sido eliminada en su versión final, que mantiene el objetivo de revisar ese título y "desarrollar concepto de Estado federal".

Para los socialistas, el perímetro pactado de la reforma deberá además contener al menos los siguientes bloques: reconocimiento de nuevos derechos civiles y políticos, reconocimiento como derechos fundamentales de derechos sociales e incorporación de garantías sobre la dotación presupuestaria de los mismos.

También, supresión de la preferencia del varón sobre la mujer en la sucesión a la Corona, revisión de las bases del sistema electoral, con remisión de su concreción a la LOREG (Ley Orgánica del Régimen Electoral General), que debería requerir una mayoría cualificada para su modificación posterior.

El "programa de gobierno progresista y reformista" que propone el PSOE señala que, al finalizar los trabajos de la subcomisión, se procedería al "nombramiento de una Ponencia Constitucional para que pueda iniciar la redacción de un proyecto a inicios del año 2017".

Propuestas económicas

El PSOE ofrece a los partidos con los que va a negociar un pacto de gobierno para derogar varias leyes aprobadas con el PP, como la reforma laboral y la ley de educación (Lomce), aprobar un amplio conjunto de medidas sociales, como el ingreso mínimo vital, y empezar a redactar en 2017 la reforma de la Constitución.

Éstas son algunas de las propuestas recogidas en el documento titulado "Un programa para un gobierno progresista y reformista", de 53 páginas, con el que el PSOE va a empezar a negociar desde hoy con Ciudadanos, IU, Compromís y PNV y que también va a enviar a Podemos pese a su negativa al diálogo si los socialistas siguen hablando con C's.

El texto recoge las principales medidas que el PSOE presentó en campaña y está dividido en siete ejes: economía, empleo, educación, desigualdad social, regeneración democrática y lucha contra la corrupción, política exterior y reforma de la Constitución.

El PSOE propone lo que denomina "empleos de transición", esto es, "proyectos concretos propuestos por los propios parados, por las administraciones locales o por entidades sin ánimo de lucro", cuyo salario sería asumido por el Estado durante seis meses.

"Empleos de transición"

Estos "empleos de transición" forman parte de un plan dirigido a mejorar la empleabilidad de 700.000 parados de larga duración con baja cualificación, en el que también figura un programa de formación y acreditación para 700.000 jóvenes que han abandonado el sistema educativo sin la titulación de ESO y que no trabajan.

Según consta en el documento, este programa de formación y de "empleos de transición" es a su vez parte de un plan mucho más ambicioso y que el PSOE denomina 'Plan de choque por el empleo y la inserción laboral', con el que pretende evitar que el paro se cronifique y las personas en desempleo encuentren una ocupación.

Su financiación saldría de la supresión de las actuales bonificaciones a la contratación (salvo las destinadas a personas con discapacidad, en riesgo de exclusión o víctimas de violencia de género) y de recursos adicionales de los PGE.

Este plan de choque va dirigido especialmente a jóvenes, mujeres y parados de larga duración y el PSOE quiere articularlo en torno a varios programas: el ya mencionado de formación y "empleos de transición"; un programa extraordinario para la conversión de temporales a indefinidos; subvenciones en las cotizaciones sociales para la contratación de colectivos vulnerables; y un plan de recolocación de trabajadores despedidos.

El PSOE detalla que el programa extraordinario de conversión de contratos a temporales a indefinidos consistiría, primero, en la derogación de la exención de cotizar por los primeros 500 euros de salario en los nuevos contratos fijos puesta en marcha por el Gobierno del PP, al entender que no ayuda a la contratación estable y recorta los ingresos de la Seguridad Social.

Al mismo tiempo que dicha medida desaparece del mapa, el PSOE plantea la puesta en marcha de un programa temporal, de duración estimada de entre seis y doce meses desde la investidura de Sánchez, para subvencionar desde los Presupuestos Generales del Estado la conversión de contratos temporales en indefinidos.

Derogar parte de la reforma laboral
   
Como ya había anunciado durante la campaña electoral, el PSOE quiere derogar parte de la reforma laboral de 2012 para recuperar el equilibrio en la negociación colectiva y mejorar la calidad del empleo. El objetivo de los socialistas es crear en cuatro años el empleo suficiente como para reducir a la mitad la tasa de paro, que cerró 2015 en el 20,90%.

Junto a todas estas medidas y tal y como ya anunció en su día, el PSOE se propone impulsar desde el Gobierno un proceso de negociación con los agentes sociales que, en el plazo de un año, dé lugar a un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

En este marco, el partido liderado por Pedro Sánchez quiere reducir las modalidades de contratos a tres (indefinido, temporal y de relevo y formación); prohibir que empleos permanentes puedan ser cubiertos con contratos temporales (éstos no podrán superar el año de duración, aunque podrá llegar hasta los dos años si se pacta en convenio); elevar las cotizaciones sociales de las empresas que abusen de los contratos temporales; fomentar el contrato fijo discontinuo, y lanzar un plan de lucha contra la explotación y precariedad laboral.

Los socialistas apuestan por incrementar la diferencia en la cotización de los contratos temporales e indefinidos y establecer un sistema de cotización al desempleo "basado en el historial laboral de cada empresa", de forma que se penalice a aquellas empresas cuyos trabajadores, por despidos o finalización de contrato temporal, utilizan más intensamente las prestaciones por desempleo.

Plan de emergencia social

El PSOE propone un plan de emergencia social que incluya la aprobación del ingreso mínimo vital para familias sin recursos.

Subir el salario mínimo interprofesional, recuperar el subsidio por desempleo para los parados de más de 52 años, revitalizar la ley de Dependencia, un acuerdo contra la violencia de género y fortalecer el Pacto de Toledo de las pensiones son otras medidas.

El PSOE reitera sus principales propuestas de lucha contra la corrupción, así como la reforma del sistema electoral, una propuesta que también defienden Ciudadanos, Podemos e IU.

Educación, memoria histórica y 'Ley Mordaza'

Además de derogar la Lomce, los socialistas ofrecen un pacto por la enseñanza que incluya la puesta en marcha del Mir educativo, así como recuperar el Ministerio de Cultura y rebajar el IVA cultural al 10 por ciento.

Se propone reconocer nuevos derechos, como la muerte digna, aprobar la ley de libertad religiosa e impulsar la de Memoria Histórica.

El PSOE defiende revisar algunos apartados de la Ley de Seguridad Ciudadana y, de forma inmediata, derogar la prisión permanente revisable.

Plantea una nueva Ley de partidos para que se regulen las primarias en los partidos para elegir candidatos y que los militantes tengan más participación.

Nuevo modelo de financiación autonómica

El documento habla también de suprimir la ley de administración local, aprobar un nuevo modelo de financiación autonómica y redefinir el papel y la estructura de las diputaciones provinciales, frente a la idea de Ciudadanos de suprimirlas.

En política exterior, el PSOE subraya que apoyará la coalición internacional contra el Estado Islámico, después de que el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, alertara la pasada semana de que un gobierno de los socialistas con Podemos podría salirse de la alianza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine