Lucha antiyihadista

Los yihadistas mandaban material militar como humanitario

Interior informa que la célula desarticulada mandaba material a los grupos terroristas Jabhat al Nusra y Daesh

07.02.2016 | 16:56

El ministro del Interior, Jorge Fernández, ha dicho que el grupo yihadista desarticulado enviaba como si fuera ayuda humanitaria material militar, dinero, equipos electrónicos y de transmisiones, armas y material para fabricar explosivos a los grupos terroristas Jabhat al Nusra y Daesh.

En declaraciones a la prensa en Barcelona, Fernández ha explicado que los yihadistas enviaban a estos grupos terroristas, muy activos en Siria e Irak, los materiales en contenedores cerrados que salían desde puertos españoles, dotándolos de suministros continuados y "reforzando las estructuras terroristas" en estos países.

Ha asegurado que la dirección del grupo la ejercía un solo miembro, que ejercía un liderazgo permanente basado en la confianza de intereses compartidos y en un ideario "radical afín" que guiaba la actividad a través de un "complejo empresarial" que permitía enviar el material sin levantar sospechas.

El grupo, establecido en España pero con ramificaciones en otros países de Europa, también financiaba a estos grupos terroristas principalmente con envíos a través de compañías de transferencias internacionales de dinero y utilizando a personas interpuestas, y realizaba actividades de blanqueo de capital.

Además, el líder de la red mantenía "constantes y fluidas relaciones" con un integrante de la organización terroristas Daesh que solicitó que también captase mujeres para que se desplazasen a Siria con el fin de que se casasen con los yihadistas.

Siete personas han sido detenidas en cinco localidades alicantinas, una en Valencia así como en la ciudad autónoma de Ceuta, por su presunta relación con las organizaciones terroristas Jabhat al Nusra y Daesh, en una operación iniciada en 2014.

El ministro en funciones ha dicho que la operación sigue abierta en estos momentos, por lo que no ha descartado nuevas detenciones, ya que continúan los registros en doce domicilios y locales industriales, y que el juez ha declarado que las actuaciones sean secretas.

La organización desarticulada utilizaba también las redes sociales como medio de principal de comunicación para desarrollar sus actividades ilegales.

El ministro ha enmarcado la operación de hoy dentro de la actividad de perseguir a los terroristas de forma "integral y global", evitando no sólo las actividades de captación, sino impidiendo la planificación de actos terroristas y luchando contra sus redes de apoyo.

El objetivo de esta operación policial era cortar la financiación y acceso a materiales, equipos y armamentos que son "absolutamente indispensables" para el funcionamiento de las terroristas, ya que las organizaciones terroristas en las zonas de conflicto han incrementado sus necesidades de abastecimiento, de suministro tecnológico y de armamento.

La operación contra esta organización yihadista ha supuesto un "golpe muy importante a esta red", ha dicho Fernández, que ha añadido que ha supuesto un "salto" cualitativo "muy importante" en la labor que se está desarrollando en la lucha antiterrorista y la ha enmarcado en la estrategia de seguridad nacional, ya que una de las prioridades de ésta es la lucha contra el terrorismo yihadista, de "manera integral y global".

Fernández ha recordado que España está amenazada por los yihadistas como toda comunidad internacional, que nuestro país está en nivel de alerta 4 y que el año pasado fue "especialmente complicado desde el punto de vista de la actividad de estas organizaciones" y que se cerró con la detención de 102 terroristas.

Ha explicado que la Unión Europa trabaja en una nueva directiva europea para hacer más eficaz el control sobre la venta y el tráfico de armas y explosivos y ha dicho que uno de los "referentes" en la materia es la legislación española, ya que es una de las más estrictas para frenar el tráfico de armas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine