Sube la presión del PP para que Barberá explique el caso Imelsa

Una exasesora del grupo municipal popular en Valencia no fue renovada tras negarse a participar en el blanqueo de dinero

03.02.2016 | 02:11
Rita Barberá. // Efe

La presión desde distintos estamentos del PP para que la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá dé explicaciones públicas sobre el caso Imelsa, ya que están investigados (imputados) prácticamente todos los ediles del PP en el Ayuntamiento de Valencia, aumentaron durante el día de ayer.

Esas presiones, que hasta anoche solo habían propiciado que distintos medios de comunicación se congregasen a las puertas de la vivienda de Barberá, proceden tanto de la dirección nacional del PP como de la regional.

De hecho, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, insistió en que tiene que ser la actual senadora popular la que dé explicaciones sobre la investigación del caso y afirmó que la decisión que tome sobre su futuro político "será la que tenga que tomar".

La investigación, que se puso en marcha para aclarar el supuesto cobro de comisiones ilegales en la empresa Imelsa, dependiente de la Diputación de Valencia, ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que en el grupo municipal de Valencia se hubiera producido una financiación ilegal del PP y blanqueo de dinero.

En concreto, se investiga si los concejales y asesores del grupo municipal realizaron aportaciones de 1.000 euros en efectivo para financiar la última campaña electoral municipal, unas donaciones que supuestamente se les devolvía en efectivo.

Aparte de Hernando, fuentes de la dirección popular aseguraron que precisamente el "primer paso" que tiene que dar Barberá es dar cuenta de todas esas operaciones que se han producido en su entorno y, de acuerdo con las explicaciones que dé, el partido decidirá si le pide o no que renuncie a su escaño en el Senado, adonde llegó por designación del parlamento autonómico valenciano.

La presidenta del PP en esa comunidad, Isabel Bonig, aseguró que, si ella fuera Barberá, daría explicaciones públicas, si bien consideró que a la actual senadora no le corresponde hacerlo en Les Corts, sino en la Cámara Alta.

Desde Madrid, la presidenta de esa comunidad, la popular Cristina Cifuentes, dijo no conocer la gestión de la exalcaldesa de Valencia como para poder hablar de que tenga confianza hacia ella, y apuntó que la decisión de dejar su escaño en el Senado le corresponde solo a ella. "Yo sé lo que haría yo", afirmó.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró que el PP actuará con Barberá como con "cualquier otro militante" y defendió la rectitud de la reacción del partido en la Comunidad Valenciana ante los casos de corrupción, donde "todas las personas detenidas han sido suspendidas y apartadas de militancia", aseguró el presidente.

Entre tanto, la exasesora del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia Arantxa Martí aseguró que se negó a donar los 1.000 euros requeridos porque "era blanqueo claramente y un tema turbio" con el que decidió no colaborar. Martí, que no fue renovada como asesora, hizo estas manifestaciones tras declarar como testigo en el marco de la llamada Operación Taula, derivada del caso Imelsa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine