Alicante

Marisol 'la Roja' hará un monólogo para pagar la multa

La concejala de Guanyar Alicante ha sido condenada a pagar 6.000 euros por un delito de injurias al rey

26.01.2016 | 13:59

La concejala de Guanyar Alicante Marisol Moreno ha anunciado hoy que hará un monólogo, que se llamaría 'La Reina Roja', para recaudar fondos para el pago de la multa de 6.000 euros a la que ayer fue condenada en la Audiencia Nacional.

Cabe recordar que el juez central de lo Penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia, condenó ayer a la edil, conocida popularmente como "Marisol la Roja", a una multa de 6.000 euros por un delito de injurias al rey fuera del ejercicio de sus funciones por los insultos que dedicó a don Juan Carlos a raíz de su polémica cacería en Botswana.

El magistrado adelantó el fallo in voce tras quedar visto para sentencia el juicio en el que Moreno, que se enfrentaba a una petición del fiscal de 10 meses de cárcel, alegó que los comentarios que, bajo el título "Borbones asesinos", publicó en su blog, el 14 de abril de 2012, no eran sobre "la familia real, sino sobre un cazador".

Para Vázquez Honrubia, que ofreció a Moreno pagar la multa a plazos, la edil de Juventud y Protección Animal, que calificó a la familia real de "familia de vagos, estafadores, borrachos y asesinos", debe ser condenada por un tipo menos agravado del delito de injurias a la Corona porque no considera que el rey estuviera en el ejercicio de sus funciones en el acto que provocó la reacción "desmesurada" de la acusada.

El juez ha calculado la multa teniendo en cuenta el sueldo que la propia acusada ha dicho ganar al mes, entre 3.000 y 2.700 euros, si bien ha matizado que vive con 1.800 euros y el resto lo dona.

Para condenarla, el magistrado ha rechazado su alegación de que no era consciente de que sus comentarios fueran injuriosos. "A una filóloga no se lo admito", ha dicho recordando que al inicio del juicio ha indicado ser licenciada en filología árabe.

También lo ha calificado de "absolutamente inadmisible" por su representación en un ayuntamiento y ha excluido que estuviera amparada por la libertad de expresión por responder sus comentarios al llamado "discurso del odio".

Tras conocer la condena, a su salida de la Audiencia Nacional, Moreno dijo que ahora no diría "ni "tonto" en el Facebook", ya que "lo que hay en el fondo de todo esto es una persecución política" y ha recordado que la denunciaron el PP, Ciudadanos, Manos Limpias y las Peñas Taurinas.

En el juicio, al que asistió como público el concejal madrileño Carlos Sánchez Mato, Moreno admitió haber publicado todos esos comentarios en su blog, que, según explicó, solo contaba con tres o cuatro visitas diarias, pero se escudó en su militancia animalista para justificar los calificativos que dedicó a la familia real.

En su descargo, la concejal destacó que, de forma contraria, escribió también comentarios valorando la labor de la reina Sofía con los animales porque ella "es también animalista y tiene un montón de perros adoptados".

"No es que yo esté en contra de la Corona. Reacciono a una acción injusta, que me provoca frustración y está dentro de toda una corriente de las expresiones que hubo ese día en la redes sociales", se justificó.

En este sentido, subrayó que ese día, el 14 de abril de 2012, entró en internet y vio que el rey había abatido a un elefante y dada su militancia animalista no pudo evitar hacer esos comentarios, teniendo en cuenta que un elefante es "un ser inteligente, tiene empatía y se reconoce en el espejo".

Tras su declaración, el fiscal Carlos Bautista mantuvo su petición de 10 meses de cárcel, al entender que, si bien su blog no contaba con muchos seguidores, la publicidad se realiza en el momento que ese tipo de comentarios se publican en internet.

Rechazó además que las expresiones utilizadas estuvieran amparadas por la libertad de expresión, ya que se trata de "insultos innecesarios para expresar un punto de vista y llamar a alguien hijo de puta es claramente una injuria".

El abogado defensor, que pidió la absolución, adujo que la concejal no pretendía crear opinión sino que esos comentarios "tuvieron difusión cuando el diario ABC los saco a la luz", lo que, según ella misma ha declarado, le metió "en un lío".

Por ello, pidió al juez que tuviera en cuenta que había actuado por "un estímulo de hipersensibilidad animalista", así como su "arrepentimiento espontáne" antes de ser acusada por la Fiscalía, ya que pidió perdón públicamente a través de los medios de comunicación y también en un pleno del Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine