Segunda ronda de contactos para formar gobierno

Sánchez aboga por "esperar al Rey" antes de negociar el acuerdo que apura Iglesias

Los líderes del PSOE y de Podemos hablan por teléfono por primera vez desde el ofrecimiento del viernes - Los socialistas, con anterioridad, habían calificado de "teatrillo" la oferta morada

25.01.2016 | 01:13
Rivera, Sánchez e Iglesias se saludan antes de participar en un debate electoral televisivo. // Efe

A primeras horas de la noche de ayer, los líderes del PSOE (Pedro Sánchez,)y Podemos (Pablo Iglesias) mantuvieron su primera conversación -en este caso, teléfonica- después del ofrecimiento de un gobierno tripartito, junto a IU, realizado por el representante de la formación morada el pasado viernes y con una propuesta clara en la que el socialista sería presidente y él, vicepresidente de ese nuevo Ejecutivo. El diálogo, que duró unos 20 minutos, sirvió fundamentalmente para que Iglesias le reclamase a Sánchez premura para "trabajar ya" por ese acuerdo de consenso y éste, a su vez, le pidiera "esperar al mandato del Rey". Felipe VI recibe hoy en el Palacio de la Zarzuela a Patxi López, en una audiencia en la que éste le facilitará la lista de representantes designados por las formaciones políticas presentes en la Cámara para acudir a la segunda ronda de conversaciones de cara a la sesión de investidura, tras el primer intento fallido la pasada semana por la renuncia a última hora del líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, de presentarse a la misma.

En la conversación de anoche entre Sánchez e Iglesias ambos han acordado continuar hablando sobre la posibilidad de un cambio progresista, aunque el socialista ha insistido en la necesidad de hablar antes de las políticas que de los puestos.

Durante ese encuentro telefónico, calificado de "cordial" por ambas formaciones, Sánchez aprovechó para mostrar a Iglesias su desagrado por la forma en la que Podemos expresó su propuesta de Gobierno el pasado viernes, y ha insistido en la necesidad de respetar los tiempos. El secretario general del PSOE se mostró partidario de esperar al mandato del Rey Felipe VI y expresó su "indignación" por el uso partidista que de las instituciones" ha hecho el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, recalcando que "se puede dar un paso o al frente o atrás, pero nunca a un lado".

Sánchez, tras esa reiteración a Iglesias de la "necesidad de hablar antes de las políticas que de los puestos", recalcó que mantiene su voluntad de conversar con todas las fuerzas políticas que quieran un cambio progresista y reformista".

Aunque el socialista abogó por respetar los tiempos, Iglesias ha considerado que, "por encima de todo", lo importante es que haya un Gobierno de progreso y ha insistido en la importancia de "no dilatar más el tiempo".

En este sentido, señaló que se debe "trabajar para un gobierno progresista de cambio plural y proporcional que apueste por políticas económicas redistributivas, por la plurinacionalidad y por el diálogo con las fuerzas que no comparten hoja de ruta con el PP".

Ambos se han emplazado a seguir hablando esta semana tras esta primera toma de contacto, después de que el pasado viernes Iglesias ofreciera a Sánchez presidir un Gobierno "de cambio" en el que el líder de Podemos fuera vicepresidente. La conversación de ayer seprodujo después de que el secretario general del PSOE informara en twitter de que había intentado contactar con Iglesias sin haberlo conseguido. Poco después, fue Pablo Iglesias quien se puso en contacto con Pedro Sánchez -quien ayer también mantuvo una conversación con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera- y ambos tienen la intención de contactar de nuevo en los próximos días.

Con anterioridad a esta conversación, y desde las filas socialistas se había calificado la oferta del viernes desde Podemos de "teatrillo". Concretamente, fue su secretario de Organización, César Luena, quien manifestó: "Dame cuatro grupos, dame cuatro ministerios, no sé qué será después. De juego de tronos, al juego de los cuatro". La alusión, sin citar, a la propuesta del líder de Podemos la hizo en la reunión de la Interparlamentaria que celebró en Logroño el PSOE de La Rioja, del que es secretario general. "Nadie se piense que al PSOE se les puede medir con numeritos ni con teatrillos, no, dado que al PSOE se le tiene que medir, en su momento y con su debida forma, con propuestas, con políticas, con rigor y con seriedad porque, sino, al final, esto va a ser, no el juego de tronos, sino el juego de los cuatro", dijo Luena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine