Pactos postelectorales

El Senado rechazará los grupos de Podemos

Los socialistas sí apoyan las propuestas de Podemos - La Mesa del Senado, con mayoría del PP, lo rechazará

20.01.2016 | 11:47

Los cuatro miembros del PP en la Mesa del Senado, en la que tienen mayoría absoluta, se opondrán este miércoles a que Podemos tenga dos grupos parlamentarios en la Cámara Alta, uno de once miembros con su propia marca y otro formado por doce senadores de sus confluencias, argumentando que no lo permite el Reglamento. El PSOE, por su parte, se mostrará a favor con el argumento contrario: la misma norma parlamentaria sí lo permite.

La Mesa del Senado, con cuatro miembros del PP, dos del PSOE y uno del PNV, decidirá este miércoles sobre la organización de los grupos parlamentarios y el criterio del PP, según han informado fuentes parlamentarias, es contrario a que las coaliciones autonómicas en las que participó Podemos con otros partidos formen su propio grupo.

Los 'populares' entienden que el Reglamento lo impide, puesto que el artículo 27.3 dicta que los parlamentarios que hayan concurrido a las elecciones formando parte de un mismo partido, federación, coalición o agrupación constituyan más de un grupo. Este sería el caso, puesto que Podemos fue parte de esas candidaturas autonómicas y va a tener otro grupo parlamentario.

Candidaturas diferentes

Por su parte, el PSOE cree que las coaliciones autonómicas en las que participó Podemos son distintas del partido morado y que pueden tener voz propia en el Senado, según ha explicado a Europa Press el vicepresidente segundo de la Mesa, el socialista Joan Lerma, quien espera a conocer el informe que los letrados del Senado entregarán mañana a la Mesa.

"Me parece que la del Congreso es una situación y la del Senado otra. El Senado nació con vocación de cámara territorial, lo razonable es no ahogar las voces territoriales, intentar integrarlas. Defendemos, y yo defenderé, el derecho a poder mantener cada uno su posición", ha asegurado.

A las razones políticas, Joan Lerma añade el argumento "legal" de que ese artículo 27.3 no cierra la puerta a estos dos grupos, porque esas coaliciones formadas con Podemos no son equivalentes a este partido ni se presentaron con ese nombre. "Permite que puedan tener una voz diferenciada", ha insistido.

Lerma ha dejado claro que su partido atenderá en cualquier caso a los letrados del Senado si presentan "una justificación clara y contundente" en contra de esos dos grupos. "Si no son claros, en el Senado es positivo que las distintas voces territoriales puedan participar", ha reiterado.

El senador ha defendido esta postura como también que su partido preste parlamentarios a ERC y DL para que tengan sus propios grupos, pese a las críticas de destacados dirigentes del PSOE. "El PSOE está en una posición positiva en la que tiene interlocución con todos los grupos y me parece que eso es un valor y no un demérito. El PP no podría prestar senadores y no porque no quiera él", ha apuntado.

Recurso al Constitucional

Si se confirma el rechazo en la Mesa, Podemos y sus coaliciones tendrán que decidir una alternativa, como formar un mismo grupo con 23 miembros o pasar algunos de ellos al Mixto. Los senadores de Compromís Carles Mulet y Dolors Pérez han defendido ese grupo con los parlamentarios de las confluencia tanto de la Comunidad Valenciana como de Galicia, Cataluña y País Vasco, y han asegurado que si no se lo permiten, acudirán al Tribunal Constitucional.

Según Mulet, "no hay ningún motivo salvo político y partidista" para no permitir a las confluencias formar grupo, ya que estas coaliciones concurrieron a las elecciones generales "de manera autónoma e independiente", y el propio Ministerio del Interior contabilizó sus votos por separado la noche electoral.

Mulet ha argumentado que también senadores del PSOE van a pasar a ERC y DL para formar grupo. "Si para ellos hay una excepción, pues no entendemos por qúe para nosotros no", ha lamentado.

Senadores prestados

A la espera de qué ocurre con Podemos, el Senado estará formado además por los grupos de PP, PSOE, Democràcia i Llibertat, ERC, PNV y Grupo Mixto.

Las dos formaciones independentistas han recibido senadores prestados del PSOE para poder llegar al número exigido por el Reglamento, que es de diez, un hecho que se ha producido en otras legislaturas pero que ha levantado polvareda dentro y fuera del Partido Socialista.

Como recordó la semana pasada el portavoz socialista, Óscar López, esta cesión es "legal" y cumple el Reglamento, a lo que añadió que ayuda a que estas formaciones estén en las insituciones. 'Barones' del PSOE, sin embargo, no entienden que su partido ayude a esas formaciones. "Los españoles ni son tontos ni ingenuos", ha dicho hoy el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

En cuanto al PNV, que en la pasada legislatura contó con esta misma ayuda del PSOE, cinco senadores prestados, se ha agrupado en esta ocasión con los dos representantes de Coalición Canaria y una de Cambio-Aldaketa, para llegar así a los diez senadores exigidos. Todos los parlamentarios prestados podrán volver a sus formaciones de origen una vez constituidos los grupos.

Subvenciones y ayudas

Los grupos parlamentarios, incluido el Mixto, tiene derecho a contar con asistentes y subvenciones para su funcionamiento, que se decidirán ahora. Una parte de la ayuda se reparte según el número de senadores y la otra es fija, para poder pagar a los asesores.

En la pasada legislatura, la primera subvención (por número de escaños) dio al PP al año 3,48 millones de euros (161 senadores); al PSOE, 1,5 millones (64 senadores), a Ciu 412.409,28 euros (13 senadores); otros 330.585,60 a la Entesa (9 senadores), 248.761,92 euros al PNV (5) y 432.865,20 al Grupo Mixto (14 senadores). Por senador, el PP recibió 21.620 euros y el PNV, 49.752,38.

En cuanto a la subvención para asesores, fue de 42.750 euros para los grupos menores salvo el PP, que recibía 213.750 euros, y el PSOE, que obtuvo 128.250 euros anuales.

Despachos e iniciativas

A partir del miércoles, se distribuirán los despachos para los grupos parlamentarios y los 266 senadores que forman la Cámara Alta. Se constituirá también la Junta de Portavoces y podrá comenzar la vida parlamentaria.

De entrada, y aún sin elegir al presidente del Gobierno ni constituido éste, ERC ya ha anunciado que quiere presentar dos mociones: para debatir en el Senado la inclusión en la Constitución del derecho de autodeterminación y la disolución de la propia Cámara Alta.

Se desconoce si estas propuestas llegarán a debatirse en Pleno o irán a alguna comisión. En principio, las comisiones no se constituyen hasta que no hay gobierno, porque suelen ser reflejo de los ministerios, pero nada impide que puedan organizarse sin que lo esté el Ejecutivo. Todo quedará en manos de los grupos parlamentarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine