Comité Federal del PSOE

Pedro Sánchez evita citar a Irene Lozano ante sus barones

Se ha limitado a responder a los críticos con el fichaje que "el PSOE no es patrimonio exclusivo de los militantes"

18.10.2015 | 13:34
Pedro Sánchez da la bienvenida a los que \
Play
Pedro Sánchez evita citar a Irene Lozano ante sus barones

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este sábado a todos sus compañeros que hagan "el esfuerzo de cambiar el país y ganar las próximas elecciones" y ha lanzado un mensaje a quienes han criticado la incorporación a las listas socialistas de la exdiputada de UPyD Irene Lozano: "El PSOE no es patrimonio exclusivo de los militantes".

Según han informado fuentes socialistas, así se ha pronunciado el secretario general en su segunda intervención, con la que se ha cerrado el Comité Federal que este sábado ha aprobado por amplísima mayoría las candidaturas de los socialistas para las próximas elecciones generales.

Lo ha hecho después de que hablaran nueve de sus compañeros, un número mucho menor al que suele ser habitual en las citas de este órgano interno, el de máximo poder entre Congresos. Pese al malestar interno que ha generado el fichaje de Irene Lozano, especialmente en Andalucía, Asturias y Extremadura, las críticas no se han hecho públicas en esta reunión.

Es más, no ha habido ninguna intervención contraria a la inclusión de Lozano. El secretario general no la ha mencionado ni en su primer discurso, en abierto, en el que se ha limitado a agradecer el compromiso a sus candidatos, "de dentro y fuera" del partido, ni tampoco en su segunda intervención.

Eso sí, muchos han entendido que se refería a los reproches que se le han hecho por atraer a Lozano cuando ha afirmado que el PSOE "no es patrimonio exclusivo de sus militantes, sino de la mayoría de los ciudadanos progresistas que quieren cambiar España".

También ha sido muy elocuente el silencio del PSOE de Andalucía, que ayer no quiso avalar con su voto el dictamen de la Comisión Federal de Listas, por las críticas que Lozano ha hecho en el pasado a su región. Este sábado, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, no ha atendido a los periodistas ni a su llegada --cuando ya había comenzado a hablar Sánchez-- ni a su salida, a diferencia de lo que suele hacer habitualmente.

Tampoco ha tomado la palabra en la reunión a puerta cerrada y no lo ha hecho ningún miembro de su federación, algo que no es frecuente en absoluto. Algunos asistentes al encuentro han hablado de "silencio atronador".



En el Comité Federal no han estado ni el presidente de Asturias, Javier Fernández, ni el de Aragón, Javier Lambán, aunque fuentes socialistas han asegurado que sus ausencias no tienen nada que ver con el fichaje de Lozano.

Tampoco ha acudido la secretaria de Empleo, Luz Rodríguez, que ayer fue trasladada desde el 'número cuatro' de la lista de Madrid a la candidatura de Guadalajara, dejando así hueco para Lozano en Madrid.

Aunque el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha reiterado su "discrepancia" por la inclusión de Lozano, los 'barones' socialistas han tratado de rebajar este sábado la tensión. El propio Vara ha asegurado que está convencido de que el secretario general está pensando en "lo mejor" para el partido y varios secretarios generales han asegurado que las disculpas que pide el extremeño están "implícitas" en el paso que ha dado Lozano.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que hay que dar un "voto de confianza" para Sánchez y el valenciano, Ximo Puig, ha recalcado que es una muestra del "aperturismo" del PSOE a la sociedad.

Previamente, en su intervención Pedro Sánchez ha destacado la "capacidad", "honradez" y "decencia" de todos los candidatos de las listas de su partido para las próximas elecciones generales que, a su juicio, los socialistas van a ganar.

Aunque sin mencionar a Irene Lozano, nada más comenzar su intervención, el candidato a la Presidencia del Gobierno ha mostrado su "gratitud" a todos los candidatos, a los que repiten y a los que se incorporan "por primera vez venidos, de dentro y fuera del partido". A todos les ha trasladado "la exigencia de trabajar duro, con ejemplaridad".

Ésta ha sido la única mención, de soslayo, a la llegada de Lozano, que será la 'número cuatro' por Madrid al Congreso de los Diputados. Este fichaje provocó que este viernes el secretario de Organización del PSOE de Andalucía, Juan Cornejo, no votara el dictamen de la Comisión Federal de Listas, tras una reunión en la que dos socialistas asturianos también dejaron patente su "malestar".

Las críticas de unos y otros se deben a las duras palabras que ha dirigido al PSOE Lozano en los últimos años. El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha defendido que la exdiputada magenta "lo primero" que tiene que hacer es "pedir perdón" a los "muchos socialistas" que, como él, se han sentido "ofendidos" en los últimos años.

Sánchez ha comenzado su intervención antes de que llegara la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ha llegado al lugar de la cita diez minutos más tarde de que comenzara ha hablar. Quien no acudirá es el presidente de Asturias, Javier Fernández.

Con todo, no se prevé que la votación de las listas, después del debate a puerta cerrada, tenga sorpresas. Y tampoco se cree que haya muchas voces críticas. De hecho, sólo ha habido diez peticiones de palabras, la mitad de lo que viene siendo habitual. Entre ellas, ningún presidente autonómico y sólo cuatro 'barones', los del PSC, Miquel Iceta, el PSE, Idoia Mendia, el PSOE de Madrid, Sara Hernández, y el de Castilla y León, Luis Tudanca.

El PSOE, "en pie"

El líder de los socialistas ha pedido a los candidatos que trabajen "escuchando" a los ciudadanos a los que representan y que no pierdan "la rebeldía" contra la injusticia. Asimismo, ha abogado por impulsar un cambio "seguro y valiente" acorde a los principios socialistas: "España necesita un cambio seguro y lo necesita ya", ha remarcado.

En esta línea, se ha mostrado convencido de que el PSOE ganará los comicios del 20 de diciembre asegurando que su partido está "preparado" para ello. "El PSOE tiene historia y va a hacer historia", ha asegurado.

Sánchez ha recalcado también la fortaleza y unidad del PSOE, que "está en pie" y que han "levantado" miles de "socialistas de corazón con o sin carnet". De hecho, en opinión del jefe de la oposición, el PSOE es hoy "un partido más fuerte y más unido"

Así, ha recordado que lidera un partido "centenario" e "importante" subrayando que sus dirigentes están "en marcha" para "cambiar España una vez más" a partir del día 20 de diciembre.

De hecho, ha insistido en que el equipo socialista es hoy "más experimentado" y está renovado y "reformado" y ha asegurado que han asumido los errores cometidos: "Si hemos cometido errores los hemos asumido y hemos aprendido de ellos", ha destacado Sánchez, insistiendo en su afán reformista.

"Gobernamos y transformamos una realidad no sólo con la palabra, sobre todo con los hechos", ha sentenciado enumerando varios de los logros socialistas en las comunidades autónomas donde gobierna el PSOE.

"No queremos derrotar a nadie, lo que nos mueve es el hambre de cambiar las cosas, de hacer progresar a España, de contribuir a aumentar el bienestar y la prosperidad de la mayoría, esa es y no otra la victoria que ansiamos", ha concluido el líder socialista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine