El órdago soberanista

Mas responde a Obama que "España puede estar unificada sin Cataluña"

-El PSOE anuncia que derogará la reforma del Tribunal Constitucional si gobierna - El Círculo de Economía reclama una consulta "legal", no decisiones "unilaterales

17.09.2015 | 02:23
Rajoy, con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en el Pleno del Congreso. // Efe

Artur Mas no se siente aludido por las palabras del presidente de EE UU, Barack Obama, que al recibir el martes al rey Felipe VI en la Casa Blanca expresó su deseo de mantener la relación "con una España fuerte y unida". El presidente catalán desoyó el mensaje de Obama tanto como los de David Cameron o Angela Merkel y se limitó a responder: "España puede estar unificada con Cataluña o sin ella".

Mas reprochó al Gobierno de Mariano Rajoy que hable del proceso soberanista con Obama, Merkel y Cameron, y se niegue a hacerlo con la Generalitat. Y añadió, con ironía, que el Ejecutivo es "la mejor agencia de publicidad para intentar que este proceso sea conocido" en el mundo.

"Las palabras de Obama son absolutamente normales. No me siento aludido", reiteró Mas, que además quiso puntualizar que Obama utilizó la palabra "unified", que él traduce como "unificada", no "unida".

De igual opinión fue el diputado de ERC Joan Tardà, para quien los estados no moverán "nunca pieza" hasta que los catalanes hayan hecho sus "deberes".

Rajoy, en cambio, dijo compartir "plenamente" las palabras de Obama. "En esa línea", sentenció, "va el mundo". A lo que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, añadió esta advertencia a los catalanes: "La secesión no va a traer la libertad". Y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, advirtió que "ir a preguntar a Obama para tratar de reforzar posiciones" es sinónimo de "miedo a un debate".

Entre tanto, en el Congreso -donde el PP defendió su propuesta de reforma del Tribunal Constitucional para facultarlo a sancionar a Mas si proclama la independencia-, el portavoz Rafael Hernando acusó a la Generalitat de usar el "incumplimiento como respuesta, el desacato como conducta y la deslealtad como bandera". Su homólogo del PSOE, Antonio Hernando, anunció que su partido derogará la reforma si llega a la Moncloa.

Todo ello mientras el Círculo de Economía -un "lobby" que integran empresarios y economistas- rechazaba el carácter plebiscitario del 27-S y reclamaba una "consulta legal, acordada y bien informada", al margen de "decisiones unilaterales" que pongan en riesgo la legalidad y la pertenencia a la UE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine