Rajoy alaba la "magnífica imagen" de normalidad que da el país con la sucesión

El Rey firma hoy la ley orgánica que permite hacer efectiva su abdicación » Los monarcas se despiden de los tres poderes » El presidente bromea: "El España-Chile está arreglado"

18.06.2014 | 01:30
Los Reyes saludan al presidente del Gobierno y a su esposa, Elvira Fernández, en presencia del presidente del Senado, Pío García-Escudero.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, destacó ayer la "magnífica imagen" de normalidad que está dando España con el proceso de sucesión en la Corona y la consideró como una prueba de la solidez de las instituciones y del consenso que hay en torno a la Constitución. Rajoy se refirió al relevo en la jefatura del Estado, que se hará efectivo mañana, en su intervención en la presentación del presidente de Cantabria, Ignacio Diego, en un desayuno informativo.

"Los españoles nos reafirmamos en nuestra apuesta por la estabilidad y los vínculos, y los símbolos que a todos nos unen en solidaridad y concordia", expuso.

El Rey Juan Carlos estampará hoy su firma en la ley orgánica que permite hacer efectiva su abdicación, en su último acto como jefe del Estado, ante su hijo, el futuro Felipe VI, y Rajoy, a quien le corresponderá refrendar la última norma sancionada por don Juan Carlos.

La sanción tendrá lugar en el Salón de Columnas del Palacio Real, en una ceremonia "corta y solemne", según la Casa del Rey, a la que asistirán unos 160 invitados, entre ellos la Reina Sofía y los Príncipes de Asturias, el Gobierno y representantes de instituciones del Estado.

En la misma estancia donde en 1985 se firmó el tratado de adhesión de España a las Comunidades Europeas, don Juan Carlos formalizará su renuncia a continuar al frente de la Jefatura del Estado y pasará el testigo a su hijo, el Príncipe.

La falta de precedentes ha obligado a Zarzuela a partir de cero para la preparación del acto, que comenzará a las 18.00 horas. No habrá discursos ni palabras de don Juan Carlos ni de su hijo, sólo una alocución a cargo del Ejecutivo para dar cuenta del contenido de la ley orgánica de abdicación aprobada mayoritariamente por el Parlamento, tras ser debatida y votada ayer en el Senado.

Don Juan Carlos y doña Sofía dedicaron ayer su última actividad oficial antes de la abdicación a ofrecer un almuerzo de despedida a los máximos representantes del poder ejecutivo, legislativo y judicial, con quienes conversaron de forma animada y distendida ante las cámaras.

Saludaron en primer lugar al jefe del Ejecutivo, a quien acompañaba su esposa, Elvira Fernández, y a continuación a los presidentes del Senado, Pío García-Escudero, del Tribunal Supremo y CGPJ, Carlos Lesmes -acompañado de su esposa-, y del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos.

Antes de pasar al comedor privado de La Zarzuela, los anfitriones mantuvieron una animada conversación que se centró en la marcha del Mundial de Brasil y las expectativas de la selección española. "Ya tenemos arreglado el partido de mañana", bromeó Rajoy, dirigiéndose a don Juan Carlos, en alusión al decisivo España-Chile de hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine