Caso ITV

Oriol Pujol niega sobornos y dice que usaron su nombre

El diputado de CDC ha declarado como imputado por un presunto delito de cochecho por la trama de las ITV

30.04.2014 | 17:31

El diputado de CiU Oriol Pujol ha asegurado que no le parece "casual" que se esté "alargando" el caso de las ITV, que pensaba que se cerraría pronto, ni la forma en la que la policía judicial administra la entrega de información al juez, que ahora le ha imputado por cohecho.

En declaraciones a los periodistas tras comparecer durante una hora y media como imputado ante el juez del caso de las ITV, Pujol ha sostenido que los indicios en su contra no tienen fundamento y ha asegurado que ni él ni CiU han pedido nunca dinero a cambio de votar leyes o introducir enmiendas a favor de cualquier empresario.

Pujol, que ya compareció ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) como imputado por tráfico de influencias el pasado año, ha reconocido hoy que no le produce "alegría" su situación, por lo que ha pedido que se dé la máxima celeridad al proceso, en el que, según ha afirmado, mantendrá su colaboración como hasta ahora.

El diputado de CiU ha negado ante el juez que cobrara sobornos de la trama de las ITV para influir en la ley de seguridad industrial y ha apuntado a que los imputados pudieron utilizar su nombre sin su conocimiento para beneficiarse.

Pujol, que delegó sus responsabilidades como secretario general de CDC tras ser imputado por tráfico de influencias, ha asegurado que algunas de las cosas que pasan en este procedimiento judicial "no son casuales", aunque ha evitado concretar a qué lo atribuye.

"Cuando tenga más detalles y pueda rellenar el mapa y tener bien atada la teoría, intentaré explicarla", ha indicado Pujol, ante la insistencia de los periodistas para que lo aclarara.

Según Oriol Pujol, la dilatación del procedimiento no es casual, ni tampoco cómo la policía judicial administra la información que ha comportado su reciente imputación por cohecho -que se basa en correos electrónicos que intercambiaron empresarios imputados en la trama de las ITV-, ya que los investigadores disponían de ella desde hace dos años y dos meses.

El diputado de CiU ha subrayado que los indicios que han llevado al magistrado del TSJC (Tribunal Superior de Justicia de Cataluña) Enric Alsina a imputarle por cohecho "no se sustentan por ninguna parte", ya que en CiU nunca han pedido dinero a cambio de su posición política y en la tramitación de las leyes tanto él como su grupo parlamentario se han guiado siempre por el modelo propio que defienden para Cataluña y no por "presiones" de terceros.

El juez ha imputado por cohecho a Oriol Pujol con base en un pago de 46.400 euros que en 2008 percibió su esposa, Anna Vidal, también imputada, de una sociedad del empresario Sergi Alsina, quien a su vez había habría cobrado del empresario de la trama imputado Ricard Puignou para que supuestamente el político catalán influyera en la ley de ITV que impulsaba el tripartito.

Pujol, que ha asegurado que no conoce a Ricard Puignou, ha recordado que su grupo estaba en 2008 en la oposición y que inicialmente presentó una enmienda a la totalidad contra la ley de seguridad industrial, si bien finalmente la acabó apoyó al introducirse la mayoría de sus enmiendas, para fijar una cuota de mercado (del 35 %), que impidiera el monopolio y facilitara la competencia en el sector.

Además, ha argumentado que este tipo de procesos parlamentarios son habituales, ya que CiU siguió el mismo camino -presentar una enmienda a la totalidad, negociar con el tripartito y acabar votando a favor la ley al aceptarse parte de sus enmiendas-, como por ejemplo con la ley de centros de culto, de la agencia tributaria, del deporte, de la agencia de vivienda o del área metropolitana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine