Pastor advierte de que no actuar ante la quiebra de las autopistas implica heredar unos 5.000 millones de deuda

01.04.2014 | 02:05

La ministra de Fomento, Ana Pastor, advierte a quienes critican que el Estado se implique en buscar una solución a la quiebra de las autopistas de peaje de que la alternativa consiste en que el erario público herede de ellas una deuda de casi 5.000 millones de euros.

En una entrevista, Pastor rechaza que se llame "rescate" a la operación que planea el Gobierno ante la quiebra de las autopistas de peaje, con el argumento de que no se puede denominar así porque el déficit generado por las concesionarias no lo absorberán las arcas públicas.

"Quien utilice la palabra 'rescate' en el sentido de poner dinero los ciudadanos, que sepa que tienen que borrarla, porque esto no es un 'rescate'; aquí no se pone dinero de nadie, no se pone dinero de los ciudadanos", recalca la ministra.

Pastor explica que, "al contrario, se hace una quita a los bancos, se hace una quita a todos los concesionarios y se crea una empresa pública".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine