García Pozuelo se niega a declarar ante el juez sobre los supuestos pagos al PP por obras

Villar Mir asegura que "nunca" hizo donaciones a los partidos, aunque si a FAES y a una fundación de Fernández de la Vega - El presidente del grupo Sando no reconoce haber entregado dinero a los populares

28.05.2013 | 08:08
García Pozuelo se niega a declarar ante el juez sobre los supuestos pagos al PP por obras
García Pozuelo se niega a declarar ante el juez sobre los supuestos pagos al PP por obras

El exdueño de Constructora Hispánica Alfonso García Pozuelo se negó ayer a declarar por donaciones al PP ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que rechazó estudiar en una vistilla su ingreso en prisión, como pidieron dos acusaciones. Este empresario está imputado en el "caso Gürtel" por supuestos pagos a cambio de la adjudicación de contratos públicos. Su abogado, Javier Iglesias, dijo que está colaborando con la justicia en la causa principal.

García Pozuelo es uno de los cuatro constructores que recibieron obras de infraestructuras en Asturias durante la etapa en la que Francisco Álvarez-Cascos estaba al frente de Fomento. De los 525 millones que Hispánica recibió de contratos con el PP, 131 provenían de adjudicaciones del citado Ministerio entre 2001 y 2002.

Tras manifestar sus intenciones de no declarar sobre las donaciones al PP, la representación de Izquierda Unida, la Asociación Libre de Abogados (ALA) y Ecologistas en Acción han solicitado una vistilla del artículo 505 de la ley de Enjuiciamiento Criminal para solicitar el ingreso en prisión del empresario o imponerle medidas cautelares.

El abogado de ALA, Antonio Segura, defendió que los delitos que se imputan "suman más de dos años y afectan a la economía nacional", y que existe el riesgo de que quiera "ocultar pruebas y sustraerse a la acción de la justicia". "No es el primer imputado que coge un avión y se va", dijo. El juez Ruz, sin embargo, lo rechazó. Según los "papeles de Bárcenas", García Pozuelo realizó nueve entregas a los tesoreros del PP por un total de 258.161,94 euros. Hispánica recibió entre 2001 y 2011 1.126,44 millones en contratos públicos, de los cuales 525,26 millones fueron adjudicados por cargos populares, según el informe de la unidad de delitos económicos y fiscales de la Policía.

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, y el propietario del grupo Sando, José Luis Sánchez Domínguez, negaron, por su parte, haber hecho donaciones al PP durante su declaración como imputados en la causa de los "papeles de Bárcenas", que reflejarían una supuesta contabilidad B de los populares.

Villar Mir sólo admitió pagos a fundaciones como FAES, del PP, (45.000 euros anuales) o a los sindicatos UGT y CC OO (120.000 a cada uno), así como para Mujeres por África, de la ex vicepresidenta socialista Teresa Fernández de la Vega, a la que donó 120.000 euros, y al Instituto Elcano (150.000).

Admitió que conocía al ex tesorero del PP Álvaro Lapuerta de haber coincidido con él en varios sitios, y también a su sucesor Bárcenas, pero con éste dijo que no tuvo relación. Villar Mir aseguró que nunca habló con ninguno de ellos de contrataciones de obra pública, que nunca hizo ningún pago al PP o al PSOE, ni legal ni en forma de comisiones.

Al ser preguntado por las acusaciones sobre el hecho de que en los "papeles de Bárcenas" aparezcan varias donaciones a su nombre al PP, Villar Mir dijo que debe tratarse de un error. Añadió que lo que expone IU en su querella por los "papeles de Bárcenas" no es correcto, pues los años en los que supuestamente donó al PP es cuando menos adjudicaciones tuvo.

Los manuscritos atribuidos a Bárcenas indican que Villar Mir donó 530.000 euros al PP en 2004, 2006 y 2008, mientras que su grupo recibió de gobiernos del PP adjudicaciones públicas por 4.652 millones entre 2002 y 2009, del total de 7.758 millones que percibió en contrataciones.

Sánchez Domínguez reconoció una amistad familiar con Lapuerta y que ha estado varias veces con él en su despacho de la sede del PP, aunque aseguró que no hablaron de contrataciones y sólo en una ocasión, en 1998, comentaron un asunto del Ayuntamiento de Madrid, pero le dijo que se llevaba mal con el alcalde, Álvarez del Manzano.

Enlaces recomendados: Premios Cine