Ley de Costas

Las ONG denuncian que se privatiza el litoral

Las principales organizaciones ecologistas españolas condenan unánimamente la reforma de la Ley de Costas

09.05.2013 | 17:48

Las principales organizaciones ecologistas españolas han condenado unánimemente la reforma de la Ley de Costas aprobada hoy en el Congreso por considerarla un retroceso en la protección medioambiental del litoral y la llave para abrir la puerta a un proceso claro de privatización de las costas.

Los grupos ecologistas Greenpeace, WWF, SEO/BirdLife, Ecologistas en Acción, Oceana y el partido verde Equo han ratificado su rechazo total a la reforma que cambiará de la Ley de Costas de 1988 y que hoy ha pasado su último examen parlamentario.

Así lo han indicado a EFEverde:
Greenpeace: La ley de costas se ha hecho para desproteger el litoral y el medioambiente y favorecer los intereses de las empresas constructoras, además de dar por bueno los años de barbaridades urbanística en el litoral.

WWF: La reforma de la ley de costas significa un retroceso de 40 años en la protección del litoral y la pérdida de ecosistemas marinos muy sensibles además de permitir un "boom" en el desarrollo futuro urbanístico de la costa que nunca volverá a ser lo que conocemos hoy.

Ecologistas en Acción: La reforma es el mayor varapalo medioambiental desde que existe el ministerio de Medio Ambiente. El Partido Popular ha conseguido que el ministerio sea la cabeza de la destrucción de las costas española y el titular de la cartera, Miguel Arias Cañete, pasará a la historia como el ministro que más daño ha hecho al medio ambiente desde la existencia de la democracia.

Equo: El Gobierno ha convertido la Ley de Costas del año 1988 en un queso grüyere lleno de agujeros que permite la privatización frente a la protección pública del litoral.

SEO/Birdlife: La ley de Costas da alas a la privatización del litoral y se están alargando las concesiones para evitar expropiar propiedades que vulneraban dicha Ley. Asimismo se alude a una nueva estrategia para luchar contra el cambio climático que es más retórica que real.

Oceana: Reducir la protección de la costa, acercando el desarrollo urbanístico hasta casi tocar el agua, es un error que la antigua ley prevenía y que ahora se pretende cometer. Esta nueva ley es un retroceso legislativo que demuestra una total ignorancia sobre la dinámica del litoral y falta de visión económica a largo plazo.

Además, se destruirán ecosistemas costeros que son únicos y que en algunos casos albergan a especies endémicas, es un sinsentido que ya ha sucedido en el pasado y que ahora se permitirá legalmente.

Enlaces recomendados: Premios Cine