ETA ordenó el asesinato del juez Marlaska al ´comando Vizcaya´, que tenía un arsenal

25.07.2008 | 00:00
Garzón, a la izquierda, acompañado por varios guardias civiles, que llevan esposado a Arkaitz Goikoetxea, con una camiseta blanca, ayer en Santo Domingo de la Calzada. / ABEL ALONSO
Garzón, a la izquierda, acompañado por varios guardias civiles, que llevan esposado a Arkaitz Goikoetxea, con una camiseta blanca, ayer en Santo Domingo de la Calzada. / ABEL ALONSO

La banda planeó secuestrar a un edil del PSOE para negociar, como en el caso de Miguel Ángel Blanco

Europa Press/Efe / Bilbao/Madrid
La dirección de la organización terrorista ETA ordenó hace un año al "comando Vizcaya" hacer seguimientos y elaborar información para atentar contra el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, según declaró a la Guardia Civil el cabecilla del grupo, Arkaitz Goikoetxea, que también declaró que planificaron el secuestro de un concejal socialista, pero desistieron al tener escolta, con el objetivo de forzar al Gobierno a negociar, siguiendo la pauta de la captura y asesinato de Miguel Ángel Blanco en 1997.
Se da la circunstancia de que el magistrado tiene una casa en la misma urbanización de Ezkaray donde se registró el martes por la noche una vivienda propiedad de los padres de Maialen Zuazo, novia de Goikoetxea y también detenida. Sin embargo, el comando no había elaborado aún ningún plan concreto para asesinar al titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional y en estos días, de vacaciones.
Tras conocer la noticia, Grande-Marlaska dijo estar "tranquilo" y aseguró que figurar entre los objetivos de ETA no es algo que le sorprenda ya que "lo raro sería no aparecer" en la lista de la banda terrorista. "Son gajes del oficio", comentó el magistrado
La comunidad autónoma de La Rioja está resultando una de las claves de la investigación sobre el "comando Vizcaya". Además del primer registro domiciliario, en la noche del miércoles la Guardia Civil localizó y registró un zulo en el término municipal de Valgañón, próximo a Ezkaray, donde se encontró un subfusil MAT, diversa munición, herramientas para robar coches y una caja de Valium.
Goikoetxea declaró ante el juez que el comando pensó en secuestrar a un edil socialista en el País Vasco a finales del pasado año, pero desistió debido a la escolta. Al parecer, su intención era forzar al Gobierno a una negociación con la banda terrorista, como ETA hizo en julio de 1997 con el secuestro del edil popular de origen gallego Miguel Ángel Blanco.
En el segundo zulo hallado ayer ETA almacenaba más de 120 kilos de explosivo. Entre el material incautado hay nitrometano, la sustancia de la que ETA robó 2.000 litros en Francia en octubre de 2007, polvo de aluminio y nitrato amónico, las tres sustancias utilizadas para fabricar amonitol, un potente explosivo utilizado en algunos de los atentados atribuidos al comando desarticulado.
El zulo fue localizado en una pista forestal a dos kilómetros del casco urbano de Pazuengos, en una zona frondosa y en el hueco dejado por la raíz de un pino caído. Su forma es circular y su diámetro inferior a un metro.
En su ubicación, cercana a un riachuelo, todavía se puede observar tierra removida, fruto de los trabajos de los agentes para descubrir el escondite de ETA.
La Guardia Civil registraba anoche un piso en la localidad riojana de Ezcaray donde sospecha que el "comando Vizcaya" fabricaba las bombas con las que luego cometía atentados, informaron fuentes de la investigación.

Décima detenida
La Guardia Civil trasladó en helicóptero hasta la Rioja a Goikoetxea para que asistiera al registro. En ese mismo helicóptero viajó el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Baltasar Garzón, al frente de la investigación, junto a la fiscal Dolores Delgado.
Una investigación que sigue abierta. Ayer fue arrestada en el barrio de Algorta, en Getxo (Vizcaya) la joven Inge Urrutia. Esta es la tercera detención que se produce en la citada localidad vizcaína dentro del operativo del instituto armado. Allí también fueron detenidos Iñigo Gutiérrez y Mikel Saratxo. Además, Aitor Kotano, detenido en Nigrán, es vecino de esa localidad vizcaína.
La nota hallada en el domicilio de Aitor Kotano dentro de la operación contra el comando de ETA le marcaba una cita para el mes de agosto en Francia, informaron fuentes de la investigación. En esa misma nota se le advertía de un atentado de envergadura en Vizcaya, que cometería en fechas próximas un comando distinto al desarticulado contra el Bilbao Exhibition Center (BEC).
Los investigadores tratan de indagar en el papel de Kotano en la trama del "comando Vizcaya", ya que la dirección etarra le avisaba del atentado y le emplazaba a abandonar su domicilio. El etarra optó por irse de vacaciones con su pareja a la localidad costera pontevedresa.
Está previsto que todos los arrestados comparezcan ante el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón mañana, aunque el interrogatorio de Urrutia podría producirse días después si la Guardia Civil decide consumir los cinco días máximos de detención.

Enlaces recomendados: Premios Cine