Bermejo: ´Si De Juana no sabe convivir en sociedad, caerá el peso de la ley sobre él´

14.07.2008 | 00:00

Cuando quede en libertad el 2 de agosto el etarra vivirá en la misma calle que varias víctimas.

Efe/Europa Press / madrid /soria
El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, confió ayer en que el terrorista José Ignacio de Juana Chaos "entienda lo que es la vida en sociedad", cuando el próximo 2 de agosto quede en libertad.
Las declaraciones del titular de Justicia coincidían con la publicación en el diario El Mundo de un reportaje en el que se revela que el terrorista vivirá desde el próximo 2 de agosto en la Avenida Carlos I número 1, 3º-D, barrio de Amara, en San Sebastián. Una calle en la que en sólo 150 metros viven cinco víctimas de la banda.
Bermejo adelantó que si De Juana no entiende lo que es vivir en sociedad, "el peso de la ley caerá sobre él". De Juana Chaos abandonará el próximo 2 de agosto el centro penitenciario de Aranjuez (Madrid), tras cumplir 21 años de reclusión de los 3.000 a los que fue condenado por sus veinticinco asesinatos al frente del comando Madrid de ETA.
De Juana tiene previsto fijar su residencia en el barrio de Amara de San Sebastián, donde viven familiares de algunas víctimas de atentados etarras.
El portavoz del PP en la Comisión de Justicia del Congreso, Federico Trillo, pidió al PSOE una "reflexión conjunta" para llegar a una "reforma consensuada" del Código Penal, en lo que a la "victimología" y las penas para delitos de terrorismo se refiere. El objetivo, evitar situaciones como la que se creará cuando De Juana abandone la cárcel y resida a metros de varias víctimas, una situación que Trillo tachó de "inadmisible".
Por su parte, el líder del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, aseguró que le "repugna" que De Juana Chaos vaya a salir de la cárcel el 2 de agosto y que vaya a ser vecino de víctimas de la banda. El líder de los "populares" vascos apostó por "seguir aplicando las leyes y planteando cosas nuevas para ser más exigentes en la derrota del terrorismo".
La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) Rosa Díez propuso que la Ley de Víctimas que prepara el Gobierno proteja a los familiares de vivir cerca de los terroristas que han cumplido su condena, como es el caso del etarra Iñaki de Juana Chaos. "La ley está para hacer justicia", subrayó la diputada, que consideró un "agravio" el traslado de De Juana a la calle donde viven viudas y huérfanos de asesinados por la banda terrorista.
Asimismo, su partido planteó que se estudie la posibilidad de embargar la vivienda en San Sebastián del etarra para hacer frente a las indemnizaciones que seguramente debe a sus víctimas.
La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, defendió ayer la necesidad de establecer "cambios legales" para evitar la "tortura" de que un terrorista pueda "convivir" en la misma localidad con sus víctimas.
Esa situación, explicó Pagazartundua, supone "una nueva condena para toda la vida" para las víctimas de ETA, para quienes es "la misma tortura" ser vecinos de cualquier miembro de la organización terrorista. "Es como si fuera el que asesinó a tu padre o a tu hermano. Es espantoso", afirmó.
Por ello, cree que si queremos "ser una sociedad respetable del siglo XXI" no puede "asumir con normalidad algo tan anormal". "Se nos debería caer la cara de vergüenza a todos", indicó Pagazartundua.
Reforma de la ley
Por otra parte, El presidente, del PP, Mariano Rajoy, propuso ayer la reforma de la Ley de Solidaridad con la Víctimas del Terrorismo para que la retirada de las placas de calles y plazas del País Vasco dedicadas a terroristas tenga un respaldo legal. Rajoy hizo esta propuesta "para que no haya placas homenajeando a asesinos y a terroristas".
Asimismo, la dirigente del PP, Mari Mar Blanco, hermana del concejal del PP asesinado por ETA hace once años, reclamó ayer "unidad de acción" para acabar con la banda terrorista y culpó al Gobierno socialista de que el colectivo de víctimas cuente ahora con menos apoyo. "Seguimos pensando lo mismo que hace once años, pero lamentamos ser menos que hace once años", dijo.

Las asociaciones de víctimas exigen que se dicte una orden de alejamiento

Las informaciones que revelaban la futura residencia del etarra Iñaki de Juana Chaos una vez que abandone la cárcel han indignado a las asociaciones de víctimas, ya que en esa misma calle de San Sebastián viven familiares de asesinados por la banda terrorista. Por ello, tanto la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), como el Foro de Ermua y la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT) exigieron ayer medidas al respecto, mientras desde UPyD se pide que la Ley de Víctimas proteja a los familiares de situaciones de esta índole.
Una vez De Juana abandone su celda, al parecer se desplazará a San Sebastián, al domicilio de su madre, lo que para el presidente de la AVT, José Antonio García Casquero, es una "provocación".
Por ello, pidió a la Fiscalía que actúe y evite a través de una orden de alejamiento que miembros de ETA "se crucen todos los días por la calle" con viudas y huérfanos de asesinados. En este sentido, García Casquero subrayó como de "sentido común" que el Gobierno promueva cambios legislativos, ya que "es lo más sensato".
Por su parte, el Foro de Ermua criticó la futura residencia de De Juana en boca de su vicepresidenta, Inma Castilla de Cortázar. Así, reprochó que el Ejecutivo central hable de "firmeza" contra ETA y al mismo tiempo "tolere" situaciones de este tipo.
"Falta determinación para derrotar a ETA y no ceder al nacionalismo vasco". Para el presidente del Foro, Iñaki Ezquerra, "debería haber sido suficiente con el caso de Pilar Elías", en referencia a la cristalería que regenta el etarra Cándido Azpiazu en el mismo edificio que la viuda de su víctima, Ramón Baglietto.
Entre los familiares de víctimas que convivirían en la misma calle que De Juana Chaos se encuentran la madre y la viuda de Joseba Pagazaurtundua.

Enlaces recomendados: Premios Cine