Petrov reconoce ante el juez Garzón sus vínculos con el grupo mafioso ruso

15.06.2008 | 00:00
Gennadios Petrov, es conducido a los juzgados de Palma. / montserrat diez Gennadios Petrov, es conducido a los juzgados de Palma. / montserrat diez

El magistrado prolonga la detención de los acusados y ordena su traslado a Madrid

Europa Press / Palma de Mallorca
El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón decidió ayer trasladar a Madrid y prorrogar la detención de los cuatro arrestados el viernes en Mallorca en el marco de la operación contra las mafias rusas, conocida como "Troika", y entre los que se encuentra el presunto jefe de la organización, Gennadios Petrov, hasta que el próximo lunes se celebre una vista de prisión en la Audiencia Nacional, en la que se determinará su situación procesal (cárcel o libertad) y la del resto de detenidos en la operación contra la mafia rusa desarrollada el viernes en diversos puntos del país. Petrov reconoció ante el juez Garzón sus contactos con los máximos jefes de la mafia rusa, que no sólo actúa en España, sino en los más importantes países europeos
Tras prestar declaración en los juzgados de Vía Alemania de Palma, los cuatro detenidos, Gennadios Petrov, Mijailovic Jurij Salikov, Leonidas Cristoborov e Ioulia Esmolenko serán trasladados en las próximas horas a la capital española donde permanecerán en dependencias de la Guardia Civil hasta mañana, lunes.
Así, después de escuchar las declaraciones de Petrov, la Fiscalía imputa al jefe de la organización, Gennadios Petrov, el delito más grave, que es el de blanqueo de dinero a través de la asociación criminal, por el que el Código Penal tipifica una pena de entre 6 y 9 años de prisión. Los tres fiscales anticorrupción, que han participado en el interrogatorio consideran "vigente y reforzado" que Petrov es el "dirigente cualificado" de la trama de mafia rusa.

Imputaciones
Asimismo, el ministerio fiscal mantiene las imputaciones a los cuatro arrestados de los siguiente delitos: asociación ilícita, blanqueo de capitales, falsificación en documentación pública y delito contra la Hacienda Pública.
Los tres arrestados declararon ante Garzón, excepto la mujer, que se ha negó a declarar, y que era la secretaria de algunas empresas usadas por el presunto entramado para lavar dinero.
Petrov fue defendido por un abogado colegiado en Baleares de apellido Vergara, mientras que la mujer fue defendida por el letrado Gabriel Oliver. Asimismo, el abogado José Zaforteza asistió a uno de los cuatro detenidos.
Además, ésta alegó "tener un problema con su hijo", de un año de edad, por lo cual el juez Garzón ha decidido que el bebé pueda permanecer en los calabozos con su madre. Además, el magistrado le autoriza a llevarse a su hijo a los calabozos de las dependencias de la Guardia Civil de Madrid en el caso de que ningún familiar pueda hacerse cargo de su cuidado.
A las 14:48 horas, Garzón salió de los Juzgado de Palma para dirigirse al aeropuerto donde embarcó en un avión policial con rumbo a Málaga, donde interrogará a los detenidos en Andalucía.
Por su parte, a las 15.10 horas, Leonidas Cristoborov y Mijailoviv Juruj fueron trasladados a los calabozos de la Guardia Civil de Palma, situados en la calle Manuel Azaña, a la espera de que sean conducidos a Madrid, mientras que Petrov y su secretaria esperaron hasta las 15.43 horas en los calabozos de los Juzgados para ser conducidos a las celdas de la Guardia Civil.
En el equipo de Garzón, que llegó a Palma en seis vehículos, se encontraban los tres investigadores, encargados de esta supuesta banda mafiosa, que ordenaba asesinatos y organizaban el tráfico de drogas, armas e influencias desde sus lujosas residencias en Baleares y la Costa del Sol. La Fiscalía considera la trama desarticulada como la de "superior relevancia en el plano cualitativo y cuantitativo a nivel mundial".

Noticias relacionadas

noticias de FARODEVIGOMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo