Reglamento

Los registradores niegan que la anulación de la norma notarial favorezca el fraude

04.06.2008 | 16:28

Los registradores acusaron hoy a los notarios de hacer una interpretación "interesada, equivocada y falsa" de la anulación por parte del Tribunal Supremo de una parte del Reglamento Notarial, al tiempo que negaron que esta situación beneficie a los blanqueadores ni cree inseguridad jurídica.

El decano-presidente del Colegio de Registradores de España, Eugenio Rodríguez Cepeda, aseguró hoy que la sentencia del Supremo no abre la puerta a que se relajen los controles contra el fraude fiscal y el blanqueo de dinero, ya que los notarios siguen obligados a ello por otras normas como la Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales.

Por ello, Rodríguez Cepeda criticó la "reacción desproporcionada" que han hecho con estas cuestiones sensibles los responsables del Notariado.

"La pretendida inseguridad jurídica que aducen no existe", declaró en una rueda de prensa Rodríguez Cepeda, quien sostuvo que la anulación de parte del reglamento notarial "no ha levantado la veda a los blanqueadores porque ningún control se va a relajar".

El Tribunal Supremo anuló el pasado mes de mayo una veintena de artículos del reglamento notarial por considerar que debían ser tratados en una norma con rango de Ley, a raíz de un recurso interpuesto por el Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España.

Esa decisión fue muy criticada por los notarios porque supone en su opinión la desaparición de su función de control de la legalidad, ya que se les exime de comprobar que un documento se ajuste no sólo a lo pretendido por las partes, sino a lo establecido en la Ley.

En este sentido, Rodríguez Cepeda aseguró que la función de "control de la legalidad" del notario "está puesta en entredicho desde el mismo momento en que se puede elegir notario", aunque negó que estas críticas mutuas de notarios y registradores reflejen una "guerra corporativa".

El decano-presidente sí admitió que "puede tener un punto de inseguridad" la anulación del archivo de revocación de poderes (en manos de los notarios), especialmente en las transacciones civiles.

No obstante, insistió en que el "lugar natural" para situar ese archivo es un registro, que es el que puede proporcionar a su juicio la mayor seguridad jurídica y el acceso más fácil, al estar digitalizado.

Los registradores también arremetieron contra los notarios por su escasa colaboración telemática, ya que sólo envían por este canal el 10,6% de los documentos autorizados por los notarios, según relató el director del Servicio de Sistemas de Información del Colegio, Gonzalo Aguilera.

Enlaces recomendados: Premios Cine