El nuevo escenario político gallego tras el 26-J El nuevo escenario político gallego tras el 26-J

Resultados de las Elecciones Generales | Radiografía electoral del 26-J

-El PP extiende su poder a 300 municipios gallegos y los socialistas vencen en doce concellos - En Marea, con 66.000 votos menos que hace seis meses, se impone en tan solo dos ayuntamientos

29.06.2016 | 12:14
Una mujer deposita su papeleta en la urna el pasado 26-J. // Gustavo Santos

Las elecciones del 26-J tiñeron de nuevo el mapa municipal gallego de azul. Al PP le bastaron seis meses para agrandar la brecha respecto a la segunda fuerza más votada, que en la cita de este domingo fue el PSdeG, relegando a En Marea al tercer puesto. Los populares cosecharon en Galicia casi un 6% más de votos que en los comicios del pasado 20-D, unos apoyos que le permitieron alzarse con doce escaños, dos más que en convocatoria electoral de diciembre.

Los socialistas, que ganaron en porcentaje de votos pero cayeron en número de sufragios, afianzaron los seis escaños logrados hace seis meses. Pero las mareas gallegas se dejaron por el camino más de 66.000 sufragios, un retroceso que le hizo perder casi tres puntos y quedarse con cinco diputados, uno menos que en la cita electoral de diciembre.

La victoria de los populares en la comunidad ha teñido de azul un total de 300 ayuntamientos. El PSdeG se convirtió en la formación más votada en 12 concellos -As Pontes, Dumbría, A Capela, Fornelos, A Illa, Negueira de Muñiz, Pedrafita, Carballeda de Avia, Entrimo, Calvos de Randín, Parada de Sil y Petín- y En Marea solo resistió en O Grove y Cangas. Los populares incluso se impusieron de nuevo en municipios en los que las mareas habían vencido en los comicios de diciembre. Es el caso de Vigo, tanto por méritos del PP como por la debacle de En Marea, o de concellos del entorno de A Coruña.

En esta nueva cita con las urnas, el BNG no logró hacerse con los apoyos suficientes para dar voz al nacionalismo en las Cortes. El único concello donde el Bloque había sido la fuerza más votada el 20-D, el municipio ourensano de Vilar de Santos, pasó en esta ocasión a manos del PP. Como segunda fuerza solo logró sobrevivir en el concello coruñés de Moeche.

Aunque los socialistas lograron dar vuelta al sorpasso protagonizado por En Marea en las elecciones de diciembre, incrementando sus apoyos en ciudades como A Coruña o Vigo, son los entornos urbanos se le resisten. Es ahí donde obtuvieron los porcentajes de votos más bajos. Mientras en las provincias de A Coruña y Pontevedra, el PSdeG clavó prácticamente los mismos resultados que el pasado mes de diciembre, en Lugo y Ourense perdió más de 5.000 sufragios, que son los que en el conjunto de Galicia se han dejado los socialistas por el camino en seis meses. Como principales graneros, el PSdeG mantuvo la franja oriental de Lugo y Ourense, algunos concellos de la comarca del Eume y el entorno de Pontevedra, así como A Costa da Morte.

La pérdida de más de 66.000 sufragios desde el 20-D hizo retroceder a En Marea de segunda a tercera fuerza en Galicia. Casi la mitad de los sufragios que perdió se concentra en las ciudades. Cangas es la localidad gallega en la que registraron su mejor resultado, con más de un 38% de apoyos.

Pese a que Ciudadanos no logró en esta cita con las urnas escaño alguno por Galicia, el partido naranja logró consolidar su posición en las ciudades, sobre todo en el eje atlántico. La formación liderada por Albert Rivera cosechó su mejor resultado en el concello de Oleiros , donde se hizo con más del 13% de los sufragios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine