El PP sube 5 puntos en Val Miñor y En Marea aguanta la segunda plaza

La coalición de izquierdas pierde más de mil votos y los socialistas reciben trescientos apoyos menos

28.06.2016 | 02:09

La tendencia de recuperación del Partido Popular se reproduce en la comarca miñorana en prácticamente los mismos términos que en la media gallega, con cinco puntos porcentuales por encima de los resultados de las elecciones del pasado diciembre. Pero la comarca se aleja del promedio autonómico en cuanto al orden de las fuerzas. Pese a perder fuelle, En Marea mantiene el segundo lugar por encima del PSOE, igual que en la última cita con las urnas, mientras que los socialistas aguantan el chaparrón en tercer lugar.

Tras caer en 18 puntos en las pasadas generales, los populares miñoranos parecen iniciar su recuperación con mil votos más que en 2015. Quizás los cambios efectuados por la formación en los cuatro ayuntamientos hayan surtido efecto entre los electores. En diciembre todavía estaban recientes las sucesiones de alcaldes populares en Baiona y Oia. El actual conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, había dejado la Alcaldía baionesa en octubre y su sustituto, Ángel Rodal, llevaba tan solo dos meses en el cargo. En el caso de Oia, acababa de producirse apenas treinta días antes la moción de censura que desbancó en noviembre a la regidora socialista Rosa Otero y colocó en el sillón a la popular Cristina Correa. En Nigrán y Gondomar, el partido se encontraba descabezado en la anterior convocatoria electoral. Había perdido las municipales en favor del PSOE y carecía de dirección orgánica. Quizás la reciente reorganización de ambas agrupaciones locales, con María José Pino como presidenta de la gestora de Nigrán y de Paula Bouzós al frente de la de Gondomar, haya influido en la recuperación de la confianza por parte de numerosos vecinos.

El fenómeno de las "mareas" sigue pisando fuerte en la comarca, aunque su número de apoyos haya sufrido un importante golpe con respecto a los resultados de la última convocatoria estatal. La coalición de izquierdas continúa por delante del PSOE, pese a haber reducido sus apoyos en más de mil en la comarca. Y es que el Val Miñor es la cuna de las candidaturas de unidad popular gallegas. Un total de 300 personas de la zona firmaron en 2014 el Manifesto Miñor, un llamamiento a las fuerzas de izquierda a entenderse para acabar con el bipartidismo PP-PSOE. Aquella iniciativa se extendió por toda Galicia, pero en territorio miñorano solo dejó huella en Gondomar, donde acabó dividida en dos formaciones -Manifesto y Gondomar Concello Aberto (CABE)-. En este mismo municipio la formación también ha sufrido una fuga de más de 300 sufragios, a pesar de que Josué Villar, su número 3 por Pontevedra en la lista al Congreso, ocupa un sillón en el salón de plenos bajo las siglas CABE. Ni siquiera la incorporación de Izquierda Unida, con representación en las corporaciones baionesa y nigranense, ha evitado una pérdida de más de 200 votos en Baiona y de más de 500 en Nigrán.

El PSOE continúa en caída a pesar de disponer de dos alcaldes en la comarca, el de Nigrán y el de Gondomar. Ni siquiera esta circunstancia ha evitado la sangría de votos, más discreta en cualquier caso que las de las formaciones emergentes. Algo más de 400 miñoranos menos han respaldado a los socialistas en esta ocasión, aproximadamente un centenar menos por ayuntamiento.

Ciudadanos también conserva el cuarto puesto en el ranking de apoyos, aunque su número de votos en el territorio del Val Miñor se haya reducido en más de 800 en relación a diciembre.

El BNG sigue en picado en la zona, al igual que en el resto del territorio gallego. Había dejado por el camino casi dos mil votos en las anteriores generales, pasando de 2.813 votos a 937. El domingo tan solo 453 electores de Baiona, Nigrán, Gondomar y Oia introdujeron su papeleta en las urnas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine