Ourense se refuerza como granero del PP en España

Galicia pasa de ser la cuarta autonomía con mejores resultados para los populares a ocupar el sexto puesto -El PSdeG aguanta mejor que en el conjunto nacional -Ciudadanos obtiene su tercer peor balance en la comunidad

28.06.2016 | 02:07

Las elecciones del 26-J consolidaron a Galicia como uno de los principales fortines del PP en España. Superó la barrera del 40 por ciento de apoyos (41,5 por ciento) y se situó como la sexta comunidad con más respaldo de los populares. Pero si se compara con el auge electoral que ha experimentado esta formación en otras autonomías, el ascenso en Galicia ha sido mucho más moderado. Tanto es así, que es la quinta comunidad donde menos creció el PP. Y además desde diciembre de 2015 ha perdido posiciones pasando de ser la cuarta región con mejores resultados para los populares a bajar al sexto puesto. Eso sí, el PP ourensano que lidera José Manuel Baltar resiste y sigue dando alegrías al partido de la gaviota. En Galicia arañaron un escaño más en esta provincia y obtuvieron el 49,6 por ciento de votos, un resultado que en toda España solo fue mejorado por Ávila (51,5 por ciento).

Ourense sigue siendo así el segundo granero más importante de de votos del PP en toda España. Son 20 las provincias que se pusieron en cabeza de la remontada electoral de los populares, superando más del 40 por ciento de los apoyos. Además de Ourense, se encuentra en este grupo también Lugo, que con un 40,7 por ciento de apoyos, ocupó el puesto 16 entre las que recabaron más respaldo entre los electores.

Todo el mapa se tiñó de azul, salvo Cataluña y País Vasco, pero hasta en estas dos comunidades el PP sumó votos. Los escándalos de corrupción en Valencia o en Madrid tampoco hicieron mella en el partido de Mariano Rajoy. En la comunidad valenciana subió 4,2 puntos en apoyo electoral (hasta el 35,4 por ciento) y en Madrid el repunte obtenido tras el 20-D fue de 4,8 puntos, superior incluso al que logró Alberto Núñez Feijóo en su tierra que pasó de un respaldo del 37,1 por ciento a un 41,4.

Solo en la Comunidad Valenciana, la Rioja (que creció en otros 4,2 puntos), Navarra (2,9 puntos más), Cataluña (2,2 puntos) y País Vasco (1,2) el PP registró un menor incremento que el registrado en Galicia, que se queda lejos de los seis puntos de mejora que lograron Murcia, Baleares y Canarias.

Eso sí, a Galicia le debe el PP dos de los 14 escaños que sumó en la pasada convocatoria electoral. Solo la comunidad gallega, Andalucía, Canarias, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Valencia y Extremadura le reportaron un incremento de actas a los populares en el Congreso.

Se mantienen

El PSdeG-PSOE, por su parte, consigue mantener el tipo en el conjunto nacional. Mientras los socialistas reciben un duro golpe en Andalucía, su principal feudo, al verse adelantados por el PP, en la comunidad gallega resisten. Y a pesar de quedarse sin 5.000 votos, consiguieron incrementar ligeramente su porcentaje de respaldo electoral en Galicia del 21,3 por ciento del 20-D al 22,2 por ciento.

Este leve repunte tampoco les da para sacar pecho, puesto que de las trece comunidades donde el PSOE mejora su resultado electoral, Galicia es la quinta donde menos creció el PSOE.

Su descenso electoral se concentró en Andalucía, Castilla La Mancha, Murcia y Extremadura. Esta comunidad, pese a perder 1,4 puntos de apoyo electoral, sigue siendo el principal granero de votos de los socialistas con el 34,5 por ciento de los apoyos, seguido en segundo lugar por Andalucía (31,2 por ciento). Y habría que bajar a la décima posición para encontrar a Galicia (22,5).

En escaños, sin embargo, los socialistas gallegos logran mantener sus seis actas, cuando el PSOE pierde cinco diputados a nivel nacional: dos en Andalucía, uno en Canarias, otro en Cataluña, otro en Valencia y uno más en Extremadura, que se contrarrestan con el que ganó en Madrid, donde elevó de seis a siete sus escaños.

Y el poco agarre electoral que la formación de Albert Rivera había mostrado ya en Galicia en las pasadas elecciones generales del 20-D se terminó de desinflar en la cita del domingo. Ciudadanos perdió el único escaño que tenía en Galicia y se quedó sin representantes en esta comunidad, al igual que en Castilla La Mancha, Navarra, Extremadura, La Rioja y País Vasco.

Si con el tirón de Albert Rivera, la formación naranja pierde 15.000 votos y solo obtiene el 8,6 por ciento de los apoyos, sus posibilidades de jugar un papel importante en las próximas autonómicas queda mermada. Ciudadanos, que sigue sin tener una estructura consolidada en Galicia, no termina de cuajar. De hecho, solo en Navarra y País Vasco tienen menos respaldo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine