25 de junio de 2016
25.06.2016

Sin voto por estar lejos de casa

Dos jóvenes de A Illa y A Coruña residen como estudiantes en Florencia

25.06.2016 | 02:32
Alba Piñeiro (izquierda) y Antía Fernández (derecha) mostraron su malestar en las redes sociales. // FDV

Votar en unas elecciones cuando uno se encuentra lejos de casa puede convertirse en una auténtica odisea, en la que muchas veces, no se llega a buen puerto. Este ha sido el caso de dos jóvenes, la isleña Alba Piñeiro Oubiña y la coruñesa Antía Fernández Sánchez, que pese a cumplir con todo lo estipulado para ejercer su derecho a voto por correo, sus papeletas no llegarán mañana a sus colegios electorales, perdidos en el limbo burocrático de una administración que puede convertirse en un auténtico laberinto para ejercer un derecho fundamental de todo ciudadano.

El voto es un derecho fundamental para todos los ciudadanos, aunque en ocasiones, la administración dificulta esa posibilidad en un laberinto burocrático hasta límites que impiden realizarlo. Esa es la circunstancia con la que se han encontrado dos jóvenes, Alba Piñeiro Oubiña, de A Illa, y Antía Fernández Sánchez, de A Coruña, cuyos votos no estarán mañana en las urnas de sus respectivos colegios electorales. Las dos, de 25 años de edad, se encuentran en Florencia completando sus estudios de auxiliar de enfermería y farmacia, lo que les impide estar en España el 26-J.

Conscientes de esa circunstancia, hace más de un mes, presentaron en el consulado de Florencia la solicitud para ejercer su derecho a voto por correo. La solicitud se presentó el 19 de mayo, pero el tiempo comenzó a correr y las papeletas no llegaban. Cansadas de esperar y ante la proximidad del cierre del voto por correo, decidieron contactar con las autoridades españolas en Italia, comenzando así una auténtica odisea en la que los diferentes estamentos a los que fueron llamando las remitían de un lado a otro sin encontrar una solución a su problema. En Florencia, el consulado las remitió a Roma, en Roma las remitieron a la página web del INE para comprobar si había salido de Madrid, algo que había ocurrido el día 7 de junio. Desde Roma las dirigieron a Madrid, a un número de teléfono inactivo. Los sucesivos intentos de contactar con los consulados a través del teléfono ya resultaron infructuosos, recibiendo tan solo un correo electrónico en el que se les afirmaba que el proceso de solicitud del voto se había llevado a la "perfección" y que todo se encontraba en manos del INE. Perfecta o no la actuación del consulado, lo cierto es que ninguna de las dos podrá votar, una circunstancia que "nos indigna, porque no es normal que ocurran estas cosas en un país democrático y en plena era de internet".

Ambas lamentan la situación en la que se encuentran "muchos españoles que, por diferentes motivos, residimos en el extranjero, y que nos encontramos con un sinfín de trabas para poder ejercer un derecho universal como es el de votar en unas elecciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine