Elecciones generales La campaña en Galicia

Los gallegos piden acuerdo, sí o sí, y "sentidiño"

Reclaman a los políticos aparcar intereses partidarios y superar los problemas para entenderse - Advierten de que sería un "fracaso" ir a otros comicios

12.06.2016 | 04:55

"Hablando se entiende la gente", asegura una manida expresión del castellano que, sin embargo, parece que no se aplica a los representantes políticos elegidos en los comicios del 20 de diciembre. Al menos eso es lo que reprochan varios colectivos y ciudadanos a quienes tenían, afirman, la responsabilidad de formar gobierno y no cumplieron. Por eso reclaman, de cara al bis que vendrá en un par de semanas, que los candidatos vayan con la "firme decisión de llegar a un acuerdo si los votos no permiten un gobierno en solitario". Así lo señala por ejemplo el presidente del Círculo de Empresarios de Galicia, Juan Ramón Güell, y no es el único. "Sentido común" y anteponer el interés de las personas a "protagonismos individuales" son otras consignas que les dan los gallegos para sortear la parálisis.

Las propuestas, qué promete hacer un partido, suele ser son lo primero que se considera y discute en una convocatoria electoral, pero en esta ocasión los ciudadanos ya se las conocen. Tienen fresca la campaña del pasado mes de diciembre y después fueron testigos desde las gradas de un largo proceso de conformación de gobierno que se quedó en nada y que ahora los vuelve un poco suspicaces. Por ello, a dos semanas de las elecciones, los ciudadanos gallegos están inquietos por la capacidad de los políticos para llegar a un acuerdo si las urnas los sitúan en la tesitura de pactar, algo que ven menos improbable que ganar el Gordo en la lotería. Porque, advierten desde sindicatos como CC OO y UGT o entidades sociales, no se puede perder "más tiempo".

Preguntados por este diario sobre qué deben hacer los políticos para superar el bloqueo institucional, la respuesta tiende a cierta homogeneidad: que dejen aparte las diferencias, que aparquen los protagonismos individuales... Sentido común y ánimo de servir a la ciudadanía, "mirar más a los ciudadanos y menos al retrovisor electoral", como dice José Antonio Gómez, pensar a largo plazo, llegar a un gobierno estable con capacidad de tomar decisiones que tengan en cuenta los intereses de las personas..., son los argumentos que mencionen.

Alberto Paz, portavoz de Long Hope, demanda que sean responsables y formen un "gobierno digno, decente, honrado y responsable". Y que no dejen pasar la ocasión para formar gobierno. Sería un "fracaso" que además merecería el llevárselos por delante el tener que acudir una tercera vez a las urnas, apostillan ciertas voces.

Llegado el caso unos cuantos sugieren que podría gobernar el más votado, aunque la solución no convence a gran parte de los encuestados, que alegan que un gobierno necesita estabilidad y que leyes y presupuestos requieren de un refrendo amplio. Para las entidades del tercer sector, de hecho, deberían estar sentados ya negociando, y no solo a dos o tres bandas, sino entre todos, porque creen que la situación exige reformas de calado que implican cambiar la Constitución.

Que los pactos, si son necesarios, estén condicionados a grandes objetivos, como acabar con la exclusión, como pide EAPN, defender a los trabajadores, como reclaman los sindicatos, o poner fin a la Lomce, como reivindica algún colectivo de ampas, son otras reivindicaciones desde la calle a quienes aspiran a gobernar el país. En el fondo, apostar por el "bien común" y las personas es la prioridad. Para lograrlo, se aboga, entre otros, por "un cambio", por reflejar "el deseo de la mayoría social del país", por probar algo "nuevo", por el "progreso" o por deshacer un camino andado de reformas y leyes que no convencen, como defienden los sindicatos.

Como recuerda Javier Pérez Bello, presidente de la Federación de Autónomos de Galicia, ahora es a los ciudadanos a quienes les corresponde "hablar de nuevo con su voto". Luego urge, recalca, a formar gobierno "ya". "No podemos seguir así", reprocha. Y los que vengan, dice, deberían ser capaces de un acuerdo que garantice "estabilidad" y se oriente a que los ciudadanos "puedan prosperar con dignidad".

José Piñeiro, presidente de los pensionistas gallegos, que proclama que hay que escuchar a los mayores porque saben de lo que hablan tras haber vivido mucho, insta a los políticos a "dejarse de tonterías y de confrontaciones y ponerse a resolver los problemas". De paso, aprovecha para aconsejarles que no hagan promesas que no puedan cumplir, que "no estresen" más al pueblo y que antepongan el interés de la gente al del partido y al suyo propio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine