Compañeros y amigos del agresor y miembros de Mocidade Granate condenan los hechos

Alguno le define como "un buenazo que nunca le pegó a nadie" - Aclaran que las conversaciones de Whatsapp solo eran "una broma"

18.12.2015 | 02:20

Los compañeros y amigos del joven que propinó un puñetazo a Mariano Rajoy, han querido desmarcarse del acto violento. El portavoz del grupo de aficionados del Pontevedra Mocidade Granate al que pertenece dijo que "su acto no tiene absolutamente ninguna relación con este grupo y lo condenamos ferozmente porque esto es algo con lo que no comulgamos". No obstante, sí han querido aclarar que "Capi (como le llaman sus amigos) lo primero de todo sí que era socio del Pontevedra Club de Fútbol a pesar de lo que diga el club". Por su parte, la presidenta del club, Lupe Murillo, aseguró que no era socio del Pontevedra.

Por otra parte, el portavoz de esta peña granate aclaró que "nosotros somos un grupo al que no podemos llamar apolítico, pero sí en el que confluyen muchas ideologías políticas. Nosotros no somos ni violentos ni de extrema izquierda, ni radicales, ni ultras".

Los amigos del agresor reconocen que "esto fue algo que en ningún momento estuvo premeditado, evidentemente lo condenamos, pero todo está fuera de contexto.".

En lo concerniente a las conversación del grupo de whatsapp en las que se habla de la posible agresión los jóvenes afirman que "estaban bromeando, a nadie se le podía pasar por la cabeza que fuese a agredir a Rajoy".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine