Elecciones 25-S

Colau y los alcaldes agitan En Marea

Villares, la regidora de Barcelona y sus homólogos claman contra la desmovilización para lograr el cambio político -"La derrota de Feijóo será la de Rajoy", vaticina la catalana

18.09.2016 | 04:55
Noriega, Suárez, Beiras, Villares, Colau, Ferreiro y Santos, ayer, en Vigo. // J. Lores

Xosé Manuel Beiras comenta en privado que confía más en la repercusión de lo que llama "tam tam y Radio Macuto" que en los medios de comunicación tradicionales. Se refiere al impacto en la sociedad del boca a boca que en 2012 lo situó de nuevo en el primer plano político con AGE. Esa fórmula es la que ha explotado Luís Villares durante la primera parte de la campaña electoral, con reuniones sectoriales, visitas a tierras quemadas de Ourense con vecinos que cabían en un solo coche y la excepción del mitin de Ferrol. Ayer el candidato de En Marea cambió el guión y pasó del ritmo de corredor de fondo al del velocista, con una semana en la que compartirá cartel con figuras de la izquierda rupturista estatal y los tres alcaldes del cambio, además de Beiras.

Los autodenominados "tres tenores" -Martiño Noriega, Jorge Suárez y Xulio Ferreiro- y la regidora de Barcelona, Ada Colau, fueron los encargados de abrir esa nueva fase con que tratar no solo de paliar el bajo conocimiento entre la población de Villares, qune llegó a la política activa hace unas semanas, sino también para combatir el que parece que identifican como principal hándicap: la falta de movilización de quienes quieren un cambio, pero se siente hastiados de elecciones y del desgaste del proceso de confluencia. Lo hicieron en los grandes centros de votos de Galicia: Vigo y A Coruña, que visitó Villares por primera vez ocho días después de iniciarse en campaña.

Colau, que ejerció casi de artista invitada en el festival de desembarcos que tendrá como plato fuerte a Pablo Iglesias el martes, aseguró que el sistema económico y el PP pretenden precisamente abatir a los votantes para frenar el cambio. "Tantas elecciones cansan a la gente, que suficiente cansada está de batallar para llegar a fin de mes. Y asistimos a una escena de bloqueo y esperpento en el Congreso que hace que la cosa se dilate. Parece una estrategia de desgaste. ¿A quién le interesa que nos cansemos y nos deprimanos? A los que siempre han mandado y quieren que nada cambie. Nos va la vida y también las de nuestros hijos", clamó tanto en A Coruña como en Vigo. En la primera reunió medio millar de personas, cifra superada ligeramente en el teatro García Barbón de Vigo, donde el público fue más entusiasta.

Colau, de hecho, pidió a Villares y a los gallegos dar ejemplo al resto del Estado, donde echa en falta la plurinacionalidad de hecho "y de derecho", y poner la guinda al cambio de ciclo político que marcaron las municipales de 2015. "Galicia es clave para parar al indigno PP. La derrota de Feijóo va a ser la de Rajoy", trazó en un escenario "donde lo viejo se resiste mucho a morir".

Para enterrarlo, es necesaria la movilización y no el arrepentimiento el día después del 25-S. "Hay un segmento que muestra tolerancia con la corrupción . No queremos lamento del día después", advirtió Noriega, alcalde de Santiago, que abogó directamente por un gobierno "liderado por En Marea con PSdeG y BNG".

Por su parte, Villares puso como ejemplo de lo que quiere hacer en la Xunta a esas alcaldías, caso de la renta social de A Coruña, la recuperación de servicios públicos como en Santiago o el parque de 1.300 viviendas sociales de Ferrol para luchar contra los desahucios. Son más que palabras, dijo Colau.

Además, la inyección energética en las bases de En Marea estuvo acompañada de un mensaje en clave de unidad, que plasmó Jorge Suárez, alcalde de Ferrol. "En Marea llegó para quedarse", indicó. "Esta revolución no hay quien la pare", arengó Xulio Ferreiro, que criticó las "rivalidades norte-sur". "Da gusto que venga un tipo de A Coruña y sea recibido con este cariño en Vigo", sonrió.

Las dos visitas urbanas de ayer suponen un cambio en la campaña de Villares para recuperar la efervescencia de la izquierda rupturista. El 25-S sabrá si lo ha logrado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine