03 de agosto de 2016
03.08.2016
Negociaciones políticas

Rajoy y Rivera acuerdan abrir una negociación "leal, abierta y sin límites"

El presidente del Gobierno destaca su acercamiento con C's: "La más larga caminata comienza con un primer paso"

03.08.2016 | 15:14
Rajoy y Rivera acuerdan abrir una negociación "leal, abierta y sin límites"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado satisfecho del resultado de la reunión con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con el que se ha comprometido a abrir una negociación "leal, abierta y sin límites" que supone, a su juicio, un "primer paso" de una "larga caminata" hacia la investidura.

"La más larga caminata comienza siempre con un primer paso. Y nadie ha dicho que esto iba a ser ni fácil ni rápido", ha remarcado en rueda de prensa en el Congreso.

Para Rajoy, el simple hecho de que Rivera haya aceptado sentarse a negociar "es un dato positivo" y, en ese escenario, ambos van a seguir trabajando "intensamente".

A pesar de este primer paso, el presidente del Gobierno en funciones cree que lo "urgente" no es que haya un debate de investidura en el Congreso cuanto antes sino articular un "Gobierno sólido y estable con un amplio apoyo parlamentario" que aporte "estabilidad a la vida de este país".

"Unas terceras elecciones serían inadmisibles y eso exige el concurso y el compromiso de todos. Tenemos que hablar y lograr algún tipo de entendimiento que acabe con el bloqueo y devuelva la normalidad a la política española", ha afirmado.

Rajoy ha insistido en que unos nuevos comicios serían una "vergüenza" y minarían la imagen internacional de España y ha negado tajantemente que se esté planteando acudir a una investidura fallida para pronunciar el que sería su primer discurso de campaña electoral.

"Hacer un debate de investidura siendo imposible que se pueda conformar un Gobierno no tiene sentido", ha remarcado.

Por eso, ha insistido en que si el PSOE no pasa del "no" a la abstención es imposible que haya una investidura exitosa, ni tampoco será viable que haya estabilidad para gobernar si no hay "algún compromiso" por parte de Ciudadanos para sacar adelante las cuestiones urgentes que hay sobre la mesa.

"Sin ningún tipo de compromiso por parte del PSOE no habrá Gobierno y sin algún tipo de compromiso de Ciudadanos no habrá estabilidad para gobernar", ha alertado Rajoy, que ha avisado de que la "responsabilidad" por la falta de Gobierno "no es sólo del PP".

En este contexto, el presidente del Gobierno ha entregado al líder de C's un documento con once objetivos clave para la investidura, entre los que se encuentra un pacto nacional por la educación y la ciencia, un acuerdo para el fortalecimiento institucional, el futuro de las pensiones o la lucha contra la violencia de género.

También hay propuestas sobre el futuro de Europa, la lucha contra el terrorismo o el desafío independentista en Cataluña, cuestión que considera, debe contar con un consenso básico de todas las fuerzas constitucionalistas.

Todas estas medidas se concretarán en cuatro grupos de trabajo entre ambos partidos y con una "comunicación permanente" entre ambos líderes, que ya se han emplazado a una nueva reunión en próximas fechas, todavía por determinar.

"Es imprescindible entenderse si queremos dar pasos. Las diferencias entre las distintas fuerzas políticas son superables", ha insistido Rajoy, que ha remarcado que lo urgente ahora es aprobar los objetivos de estabilidad y de deuda pública y los presupuestos para el año que viene porque, de lo contrario, España puede tener "problemas importantes".

Y es que para el presidente del Gobierno en funciones, sería una "pena" que se tirara "por la ventana" la recuperación económica que tan buenos resultados está arrojando en la creación de empleo en los últimos meses.


Unidad frente al desafío catalán

Rajoy también ha aplaudido el pacto en defensa de la unidad de España que le ha ofrecido Rivera y que podría servir para que el Gobierno, sea cual sea, se sienta respaldado cuando tiene que tomar decisiones "difíciles" como acudir al Tribunal Constitucional en contra del Parlament de Cataluña.

Sobre esta cuestión, Rajoy se ha mostrado a favor de "solemnizar" la unidad frente al plan independentista catalán, porque, ha dicho, pedir al Tribunal Constitucional que actúe contra la presidenta del Parlament requiere del respaldo del "mayor número posible de partidos y de diputados".

Aprobar antes de septiembre unos "mínimos urgentes"

Por otra parte, el PP ha propuesto al PSOE y a Ciudadanos aprobar antes de final de septiembre unos "mínimos urgentes" como el techo de gasto, los nuevos objetivos de déficit público, la elevación de pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades y los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

Estas son algunas de las medidas económicas que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha presentado a los secretarios generales del PSOE, Pedro Sánchez y de Cs, Albert Rivera, durante las reuniones que han mantenido ayer y hoy, y que deberían abordarse en un grupo de trabajo sobre Política Económica.

Según los documentos para la negociación remitidos hoy por el PP a los medios de comunicación, el equipo económico debería acordar, en primer lugar, el conjunto de mínimos urgentes para poner en marcha la legislatura y que considera esenciales para cumplir con los compromisos europeos y dar estabilidad al país.

El Ejecutivo en funciones propone la aprobación antes del 30 de septiembre del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017, compatible con la nueva senda de consolidación fiscal, con el fin iniciar su tramitación parlamentaria y recuerda que estas medidas son "imprescindibles" para el cumplimiento con Bruselas, ya que el 15 de octubre España deberá remitir a la Comisión Europea un informe sobre el grado de cumplimiento en torno a estos compromisos.

El PP indica en su documento las coincidencias económicas que existen entre esta formación y el PSOE y Ciudadanos y señala que los tres partidos quieren avanzar en la recuperación económica, en la calidad del empleo o en la lucha contra el fraude.

El documento, no menciona la posibilidad de derogar alguna parte de la reforma laboral aprobada por Rajoy, tal como pide el PSOE, pero sí incluye la posibilidad de cambiar la Ley de Segunda Oportunidad o combatir la morosidad empresarial con mayores sanciones por el incumplimiento en los plazos de pago.

También, incentivos para frenar las barreras que impiden a las pymes crecer como la "revisión de escalones regulatorios y elevación de umbrales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine