ÚLTIMA HORA
Abatido el presunto asesino de al menos tres personas en Teruel
26J

La hostilidad crece en el ecuador de la campaña electoral

La rivalidad aumenta y sube su tono entre los principales líderes políticos, tras una semana de mítines y actos

16.06.2016 | 23:58

Cumplida la primera semana de campaña, la rivalidad entre los partidos que pescan en el mismo caladero va en aumento, hasta el punto de que el líder de C's, Albert Rivera, ha prometido que no se abstendrá para investir a Rajoy, mientras que Pedro Sánchez pide ya el voto para "dar una lección" a Iglesias.

En su afán por recuperar a electores que en diciembre prefirieron al partido naranja, el PP ha remarcado su mensaje de que el voto a Rivera favorece al PSOE con la segunda parte del vídeo que lanzó entonces, sobre una partida de billar en la que elegir a Rivera podía terminar siendo una carambola de apoyo al PSOE. "El tiempo no nos ha dado la razón. Nos la ha dado Albert Rivera. No juegues al billar con tu voto", aconseja el nuevo vídeo del PP con imágenes de la firma del acuerdo de gobierno entre él y Pedro Sánchez.

Rivera, por su parte, ha dicho hoy bien claro que no quiere que Rajoy siga gobernando y que no piensa abstenerse para facilitar su investidura, sino que votará en contra si insiste en ser el presidente, porque no cree que sea el adecuado para liderar la nueva etapa que necesita España

Desde San Sebastián, le ha replicado la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, pidiéndole que "se preocupe de sus asuntos" y que deje de "dar lecciones" a su partido para que "quite a su candidato".

Mientras, Rajoy ha dicho en Radio Nacional que está "agotada" la propuesta del socialista Jordi Sevilla de que gobierne quien reúna más apoyos parlamentarios y que lo mejor es que lo haga el partido más votado.

En el PSOE, ante el debate sobre la política de alianzas que se vislumbra en su seno tras abrir ayer Sevilla la espita, el vicecoordinador del Comité Electoral y responsable de Estrategia, Óscar López, ha aseverado que los socialistas "nunca y en ningún caso" se abstendrán en la investidura de Rajoy.

Al mismo tiempo, el enfrentamiento entre el PSOE y Podemos sube de tono, a raíz esta vez de que Iglesias asegurara en la Ser que suele consultar con el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero algunas "dudas", pues le resulta alguien "solvente y humilde" y le parece "el mejor presidente" de la democracia.

Entre las respuestas que le han llovido, la de la andaluza Susana Díaz, que le ha animado a cambiar de afiliación: "Ya lo que le queda al señor Iglesias es afiliarse al PSOE y así se identificará mucho mejor" con los socialistas.

También ha habido vídeo de parodia del PSOE al programa electoral de Podemos en forma de catálogo de Ikea, mientras que Sánchez ha llamado a "dar una lección" a quienes "han convertido la política en mercadotecnia".

En un acto en Pontevedra con alusión a Zapatero incluida, Sánchez ha tendido la mano a los votantes "defraudados" con Podemos y sus confluencias y les ha garantizado que él "no les va a fallar".

La reivindicación entusiasta que ha hecho Iglesias de Zapatero no ha sido secundada por el líder de IU y numero cinco por Madrid de Unidos Podemos, Alberto Garzón, que ha recordado los recortes y rescates bancarios que adoptó el presidente socialista en su última etapa de gobierno: "No podemos corroborar que esto sea una buena política", ha señalado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine