04 de abril de 2018
04.04.2018

Así lo ven los desempleados de Vigo: Hay más oferta, pero peores condiciones

Los demandantes de empleo aprecian más posibilidades laborales en Vigo, sobre todo en automoción o naval, pero critican el tipo de contratos

04.04.2018 | 10:28

Hay más ofertas de trabajo, las condiciones son peores que antes y hay un mayor "movimiento" en los sectores que más tirón tienen en Vigo, la automoción y el naval. Este es el resumen que los demandantes de empleo de la ciudad expusieron ayer a FARO a las puertas de una de las oficinas de empleo de la ciudad y que, por sus palabras, estas conversaciones se repetiría en las otras tres. La situación de amigos, familiares y conocidos cala entre los entrevistados, que aseguran que la bajada de las cifras del paro se deben en buena parte a los "contratos basura". Aunque apuntan que "todo depende del sector". Y es que la necesidad de mano de obra en los astilleros de la ciudad o en la automoción con los nuevos modelos de la factoría de Balaídos del Grupo PSA están creando oportunidades entre los demandantes de empleo.

"Estoy apuntado a un curso de pintura para barcos, porque ya estuve en el naval con 18 años y sé que ahora necesitan gente", indica Miguel Mascuñana. Con 42 años, lleva "más o menos uno" intentando encontrar un empleo que le devuelva al mercado laboral, que abandonó como carretillero y mozo de almacén. Sobre el curso, del que todavía no sabe nada "pese a que avisaban en marzo", Mascuñana explica que llegó a través de un amigo que se encontró en la propia oficina. "Me lo recomendó y ya me apunté. Además de pintura también me inscribí en otro para soldadura", comenta.

La necesidad de personal en el sector marítimo (tanto en la construcción como en la pesca) es una de las principales quejas de las empresas en los últimos meses. "El mar ofrece mucho, pero tienta más la marina mercante, porque en la pesca no se vive, es salvaje", indica por su parte Luis Concepción. A su juicio, este patrón de cabotaje de 57 años indica que le resulta "extraño" que exista una falta, por ejemplo, de tuberos. "Aquí debería haber de sobra", recuerda. Sin un empleo estable desde 2009, Concepción opina que el sistema para encontrar empleo "no es práctico", ya que "no se respecta la antigüedad de los que solicitan trabajo".

También en el mar trabajó por última vez Gael Leira. Con tan solo 24 años tiene ya una hija a su cargo y desde ayer busca un nuevo empleo. "Mi último trabajo fue en la descarga de pescado y ahora busco en la automoción", comenta. Tras haber empezado en la construcción y sufrir los efectos de la crisis de primera mano, Leira pasó por varios sectores hasta que llegó a la pesca. Entiende que a día de hoy "las condiciones que se ofrecen son peores" que antes, aunque cree que en la automoción puede encontrar un buen puesto. "Tengo amigos que acaban de entrar en el sector. Están cogiendo bastante gente", indica.

Mientras, la carpintera Irene Fernández lleva un año buscando trabajo y afirma que "no había caído" en la posibilidad de incorporarse al sector naval. "La verdad es que nunca probé, pero es algo que tengo que ver", explica. Sin embargo, por el momento se está centrando en abrirse camino en un sector menos conocido como es el de lutería antigua, es decir, construir, ajustar o reparar instrumentos.

Situaciones diferentes viven Zoila Cal y José Antonio Golpe. En el primer caso, la viguesa de 47 años trabajó principalmente de administrativa y comercial y ahora busca un hueco en el sector inmobiliario, donde cree que "hay oportunidades". "Creo que a día de hoy hay en general más trabajo que antes porque los bancos han abierto el grifo", apunta. En este sentido también se explica Golpe, joyero de 49 años que opina que "hay más trabajo" en la actualidad pero que las buenas cifras de paro registrado se deben a "contratos de días y horas sueltas".

Geriatría

Otro de los sectores que también está demandando una mayor volumen de empleo es el que tiene que ver con la sanidad, o más concretamente con la geriatría. Begoña Varela acudió ayer a la oficina de empleo para seguir buscando trabajo, aunque tras haber realizado un curso sobre cuidados de personas dependientes. "Es algo que me interesaba y quise intentarlo ahí", comenta. A sus 58 años se lanza a un nuevo nicho, aunque sí que "percibe" que en los últimos meses hay más oferta.

También Mónica López se dedica al sector de la sanidad. En su caso es administrativa y al contrario que Varela cree que hace falta todavía que se reactive la actividad, así como otras. Está en las listas de contratación y dice que no ha notado un repunte. Sobre otros sectores se muestra contundente: "Teóricamente dicen que ha aumentado pero yo no lo veo así. Sin ir más lejos mi marido estuvo toda la vida en el naval y ahora no encuentra".

También como administrativa (y contable) trabajó hasta 2013 Maribel Fernández. Con 53 años sigue buscando un puesto similar porque no se ve cambiando de profesión "salvo que sea imprescindible". Además de esto, también quiso opinar sobre la situación de PSA en Vigo: "Puede ser que haya una mayor oferta, pero está mal pagado y las condiciones no son muy buenas".



Miguel Mascuñana - Carretillero

"Me apunté a un curso de pintura para barcos; sé que necesitan gente"




Irene Fernández - Carpintera

"Nunca probé en una auxiliar del naval, pero es algo que tengo que ver"




Luis Concepción - Patrón de cabotaje

"Del mar tienta la marina mercante; debería haber suficientes tuberos"




Zoila Cal - Administrativa

"Veo que hay más trabajo que antes porque los bancos abrieron el grifo"




Gael Leira - Construcción / Pesca

"Mi último trabajo fue en la descarga de pescado y busco en la automoción"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine