02 de abril de 2018
02.04.2018

Londres estudia bloquear la venta de GKN a Melrose

El Ministerio de Defensa sopesa intervenir dado que la firma es proveedora de las fuerzas armadas

02.04.2018 | 01:30

Aunque más de la mitad de los accionistas votara la semana pasada a favor de la venta al fondo Melrose, el futuro de GKN Driveline no está todavía despejado. El Ministerio de Defensa británico podría bloquear la transacción argumentando motivos de seguridad nacional, según ha esbozado la agencia Bloomberg, dado que la compañía es proveedora de componentes para tanques y aviones de las fuerzas armadas británicas. Será el ministro Gavin Williamson el que decidirá si activa o no está opción. Tendría que remitir la operación a la Autoridad de Competencia y Mercados, aunque la escasa esperiencia de su departamento -y la suya propia, dado que solo lleva cinco meses en el cargo- ha empujado a su ministerio a recabar asesoramiento en otros gabinetes.

El acuerdo con Melrose establece que los accionistas de GKN recibirán 8.100 millones de libras (unos 9.230 millones de euros) por la compañía. Es una operación que genera incertidumbre sobre el futuro de la planta de Vigo, en pleno proceso de transformación tecnológica y a la espera de contratos que despejen su horizonte más allá de 2020. El centro, con cerca de mil trabajadores directos, aspira a fabricar componentes de transmisión para la nueva plataforma modular CMP de PSA y Dongfeng para modelos como el todocamino vigués V20 y la próxima generación del Opel Corsa, según ha podido saber este periódico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine